La Reina ha terminado la semana recibiendo en dos audiencias en el palacio de La Zarzuela. Y para ser el último día oficial de agenda lo ha dado todo: nada menos que se ha puesto un vestidazo de cuero de Hugo Boss, que ha recuperado de su armario, y nosotras que nos alegramos de ello.

Lo llevó en su primer viaje en solitario a Viena, en noviembre de 2014, pero entonces no pudimos verlo en todo su esplendor, pues lo acompañó con una blazer negra. En esta ocasión, al estar en casa, Letizia ha prescindido de chaquetas o abrigos, dando la sensación de mayor comodidad e informalidad.

Letizia

Lo que voy a destacar del modelo, más allá de que le quede como un guante, son los hombros y cómo resaltan los suyos con él. Millones de veces hemos hablado (criticado, alabado, etc) de sus delgados brazos. Pues bien, delgados, lo son, pero también están fibrados, musculados… Y he de decir que el detalle en las mangas del vestido, un poco efecto motero, le da la apariencia de una cierta fortaleza. Y también debe ser que se machaca en el gimnasio…

La Reina lo ha combinado con sus zapatos en burdeos degradé de Lodi, y los pendientes con piedra roja. Así que ha apostado por un look en Marsala Total. Y van dos esta semana. Está claro que es el color de moda, ¡y que ha llegado a palacio para quedarse!

¿Nos lo quedamos nosotras?

Letizia

Letizia

Una vez más, sus brazos…

vestido hugo boss
El modelo de Boss cuesta 779 euros.