Un nuevo Varela empolvado

La Reina ha iniciado la semana en la Plaza Mayor de Salamanca, un «marco incomparable» donde ha llevado a cabo un solemne acto castrense. Esta vez ha sido la madrina del acto de entrega de una nueva Bandera Nacional al Regimiento de Especialidades de Ingenieros Nº 11.

Para no salirse del guión, ha vuelto a confiar en su diseñador fetiche, Felipe Varela, que le tiene perfectamente tomadas las medidas para este tipo de ocasiones realizando para ella modelos clásicos y elegantes, de cierto empaque, donde las más rabiosas tendencias quedan en un segundo plano en favor de lo atemporal.

Letizia

No tiene pérdida. A primera vista se nota que es «un Varela». Hablamos de un vestido liso con un sobreabrigo al tono, en rosa empolvado para hoy, que os recordará a otros similares en corte que Letizia ha lucido para otros eventos importantes. Desde el blanco del Día de la Proclamación hasta incluso el que le hizo para la Primera Comunión de la princesa Leonor, hace un año.

Letizia

Lo más novedoso que se observa es el ondulado de los perfiles, tanto en el frente como en el bajo, además de los apliques florales bordados. Como se puede apreciar en la foto superior, el abrigo se le ajusta como un guante gracias a un corte milimétrico. La verdad es que este es un mérito de la Casa Varela y a su buen hacer en la costura. Lo ha combinado con unos salones de animal print en color lila, en la misma gama del atuendo.

Letizia

Inevitablemente destacaba sobre este dulce color nude (ideal para la temporada) el lazo azul prendido de la Orden de Carlos III. Esta condecoración ya resulta lo suficientemente importante como para contrarrestrarla con otras joyas, pero ya sabemos que eso no es un problema para la Reina. De un tiempo a esta parte se limita solo a los pendientes, y esta vez han tocado los florales de Yanes, que tiene desde hace una década.

El moño era lo más adecuado para este look y este acto de carácter militar. Letizia ha optado por evitar los trajes largos negros y la peineta y la mantilla, tradición que había impuesto su suegra, la Reina Sofía, y en eso ha conseguido crear un estilo propio.

Bueno, chicas, hemos empezado la semana bien fuerte… A ver con qué seguimos. Espero vuestras impagables valoraciones. ¡Besos!

Letizia