El clásico vestido de cóctel negro nunca falla. Un básico de todo fondo de armario, que Letizia lo eligió para la Reunión anual con los miembros de los Patronatos de la Fundación Príncipe de Asturias, en el Palacio Real. Es un vestido de Hugo Boss de línea lápiz y escote asimétrico, que estrenó el pasado mes de marzo. Lo acompañó con unos zapatos de pulsera nude.

Principes-de-asturias

Este tipo de vestidos abundan en su armario y son, sin lugar a dudas los que mejor se adaptan a su silueta. Le quedan perfectos. Para romper la absoluta sobriedad del look se puso el fabuloso brazalete de la colección Salvaje de Perodri, en oro amarillo y blanco de 18 kilates y pavé de brillantes. Su precio es de unos 16.000 euros. También llevó unos pequeños aros de oro.

Letizia-ok

El vestido lo esrenó el pasado mes de marzo para la cena homenaje a Enrique V. Iglesias, primer Secretario General Iberoamericano, celebrada en la Casa de America. En aquella ocasión también lo lució con joyas poderosas: el brazalete de Cartier de estilo art decó en oro blanco y diamantes y unos aros de diamantes. En cambio, como complementos optó por el negro total, con salones de charol, de Magrit, y cartera, de Burberry.

Latizia

Lertizia ha vuelto a hacer un guiño con el peinado, con una trenza lateral adornando la melena. La princesa demuestra que está al tanto de las tendencias, ya que las trenzas con lo últimos para este verano.

medio

¿Os gusta el peinado que ha elegido? ¿No creéis, como yo, que el vestido negro es una apuesta segura?