El Rey de Malasia se divorcia: en 7 meses se casa, renuncia al trono, es padre y se separa

El Rey de Malasia, Mohamed V, ha vivido los 7 meses más intensos de su vida: se ha casado en secreto, renunció al trono por eso, ha sido padre y se divorcia sin contárselo a su mujer. La historia más truculenta de las que se recuerdan en una casa real

El divorcio de Mohamed V de Malasia ha escandalizado a propios y extraños y es que aquellos que no hayan oído hablar jamás de él también se llevan las manos a la cabeza al conocer que ha decidido romper con la miss rusa por la que renunció a su trono hace tan solo 7 meses. El escándalo es mayúsculo y responde a eso que suele decirse de que “la realidad a veces supera la ficción”. Entremos en materia, que la historia se las trae…

El rey Mohamed V de Malasia se casó por sorpresa y sin comunicar nada a su pueblo con Oksana Voevodina, quien fuese Miss Moscú 2015. Lo hizo en la capital rusa el pasado mes de noviembre y todos conocieron la extraña decisión de su mandatario cuando se publicaron vídeos y fotos de su fastuosa boda secreta. Dos meses después y a consecuencia del escándalo, el rey decidió renunciar al trono.

Seis meses después de la boda nació su primer hijo en común y tan solo dos meses después de su nacimiento llega el divorcio. Es decir, en cuestión de 7 meses se ha casado en secreto, ha renunciado al trono de su país, ha tenido un hijo y se ha divorciado. Esta historia da para una serie y seguro que ya habrá quién esté redactando el guion.

‘New Straits Times’, un medio de Kuala Lumpur, ha tenido acceso al documento que divorcia legalmente al Rey de Malasia, Mohamed V, con la miss rusa de tan solo 27 años -él tiene 49 años-. Lo ha hecho mediante el método “triple talaq”, ley que reconoce el poder del hombre a divorciarse sin consultárselo a su mujer al pronunciar tres veces la palabra “talaq”. Ella, que no puede hacer nada para evitarlo, ha respondido a su divorcio abriendo una cuenta en Instagram donde ya ha comenzado a subir imágenes familiares con el monarca.

El abogado de la Miss ya ha tomado partido en esta locura y asegura en conversación con ‘Daily Mail’ que “Oksana se casó por amor y aún está casada. El divorcio es solo una información de un medio sensacionalista”. Eso sí, después de negar el divorcio, cede al confesar que el matrimonio entre ambos está en peligro por la presión política del país. Habrá que esperar para arrojar más luz a esta historia de película.