El rey aún sigue bastante desmejorado. Precisamente la recuperación de su operación de cadera está siendo más lenta de lo esperado, y el monarca aún necesita muleta para sostenerse. El rey va a incrementar sus sesiones de rehabilitación y acude justamente hoy al médico para revisar su evolución.

La semana pasada además, el ‘huracán Corina’ regresó con unas polémicas declaraciones que la princesa alemana hizo en la edición americana de Vanity Fair. En ellas decía que el rey y ella ‘seguían en contacto’, que don Juan Carlos llamaba a sus hijos ‘todas las semanas’ y que el rey es «un anciano caballero que lucha por su salud»

Con estas declaraciones, no es de extrañar que la Casa Real necesite dar imagen de normalidad. A las declaraciones de Corina se suma además la polémica marcha de Cristina a Ginebra, los rumores de crisis que desde hace tiempo salpican a los príncipes de Asturias y a la actitud » a su aire» de Letizia, que tampoco vive su mejor momento de popularidad.

beso2

La infanta mira el cariñoso gesto de sus padres