El último BAILE DE LA CRUZ ROJA y, una semana antes, el BAILE DEL  AMOR, nos mostró a una Carolina de Mónaco que volvió a recordarnos a la de sus mejores épocas. Bellísima y radiante, la princesa de Hannover se ha sometido a sutiles retoques, que han mejorado notablemente su rostro. Las inyecciones con vitaminas, ácido hialurónico, y silicio, además de los tratamientos generadores colágeno han proporcionado a la princesa monegasca una tez más unificada, luminosa y tersa. El óvalo de su cara está más definido y el cuello se puede apreciar más firme.

 Carolina tiene una perfecta estructura ósea en su rostro, con pómulos muy marcados, pero el paso de los años, la sesiones de sol en el Pacha III y su hábito de fumadora habían apagado demasiado su piel y su cara estaba ligeramente descolgada. Ahora vuelve a reinar entre las mujeres más estilosas y bellas del  mundo, como siempre ha sido.

retoques estéticos

Carolina de Mónaco, de 56 años, espectacular con un diseño de Chanel, en el pasado Baile del Amor en Montercarlo.

Retoques Estéticos

Junto a su hermana Estefanía, ocho años más joven que ella, el pasado mes de junio en el balcón de palacio Grimaldi, durante la festividad de San Juan.