La princesa Carolina asistió en París al Master Gucci de hípica, al que su hija Carlota no ha faltado en estos últimos años, aunque en esta edición estuvo lógicamente ausente ante el inminente nacimiento de su primer hijo. Carolina se mostró exultante y pasó momentos muy divertidos en el concurso de disfraces en el que Csarlota participó en los dos últimos años disfrazada de hippie y de india. Además, durante el concurso se recaudaron fondos para Amade, la fundación a favor de la infancia que preside la princesa y que creó su madre, la recordada princesa Grace, en 1966. Tras la competición, regresó rápidamente a Montecarlo para estar cerca de su hija, quien vive con gran tranquilidad estos últimos días de su embarazo.

carolina-cheque

La princesa recogió un cheque de 180.000 euros para la fundación Amade, en favor de la infancia, que ella preside.

Carolina ofrece estos días una imagen radiante cuando está a punto de tener a su nuevo nieto en brazos. Todo está listo ya en el hospital princesa Grace de Mónaco donde Carlota ha reservado la suite Maternité. Para mañana se espera que Gad Elmaleh llegue al principado, pues los días 11,12,13 están anunciadas las representación de su última obra de teatro, Sans Tambour, con la que ha estado de gira por Francia. En Mónaco se da como seguro que el nacimiento del bebé coincidirá con la estancia de Elmaleh, quien hace unos meses declaró: «Carlota será una gran madre». Toda la familia coincide, sin olvidar que la guapa futura mamá ha tenido el mejor de los ejemplos en Carolina.

carolina-2

La princesa se lo pasó en grande durante el concurso de disfraces.