Un actor francés, el veterano Jean Rochefort, compartió con la glamourosa embajadora de la firma, el acto promocional de la presentación del concurso. Jean, que comparte con ella su pasión por los caballos, posó encantado con Carlota. Por corporativismo profesional se echó en falta la presencia de otro actor unido por otros muchos lazos y pasiones con la hija de Carolina de Mónaco, Gad Elmaleh, que fue el gran ausente de este evento celebrado en París, la ciudad en la que viven el humorista francés de origen marroquí y su aristocrática novia, a la que saca 25 años de edad.

Carlota enamoró a los objetivos en la mansión del conde de Le Marois, antes de la rueda de prensa de presentación del concurso hípico.

Aunque la relación de Carlota y Gad ha sido finalmente aceptada por la princesa Carolina, que invitó al cómico y a su hijo el pasado verano a una breve estancia en su yate Pacha III, y se va consolidando cuando se disponen a celebrar su primer aniversario como pareja el próximo mes de diciembre, la elegante amazona y embajadora de moda no parece dispuesta a mezclar su agenda de trabajo con su vida privada y mantiene a Elmaleh separado de su actividad oficial y profesional, por el momento. El tiempo y la consolidación de la relación sentimental entre Carlota y Gad será la que determine si el actor francés, de ascendencia judía, ocupa el lugar que dejó vacante Alex Dellal como pareja oficial de la sobrina de Alberto de Mónaco.

Carlola y el actor Jean Rochefort que, con su presencia, hizo más notorio que Gad Elmaleh, su novio, fue el gran ausente de esta cita.