Carlota de Mónaco, espectacular en Cannes

Para la ocasión, como no, iba de Gucci. La hija de Carolina eligió un vestido drapeado con volantes en verde botella, pertenenciente a la colección de otoño 2012 y lo complementó con clutch y sandalias de plaraforma también de Gucci. Para las joyas, la princesa acudió a Cartier.

La aparición de Carlota, hace recordar los tiempos de su abuela Grace pisando la alfombra roja de Cannes. Fue precisamamente durante el festival donde Rainiero y Grace se conocieron.