Carlota Casiraghi, el estilo hecho princesa

Acapara siempre todas las miradas. Carlota Casiraghi es la auténtica reina del estilo en Mónaco. Su belleza, elegancia, discreción y savoir faire la convierten en el objetivo de todos los flashes. La hija de la princesa Carolina ha heredado el glamour de su madre y de su abuela, la inolvidable Grace Kellly. 

Pero Carlota es mucho más que un rostro bonito. Además de poseer una belleza natural y deslumbrante, que no necesita accesorios, la joven cuenta con un magnetismo en la mirada y una elegancia innata que la han convertido en modelo fetiche de algunas de las firmas más importantes. Y es que muchas personas pueden ser guapas, pero no todas pueden tener la habilidad de conquistar a la cámara y a las personas con esa simpatía con la que lo hace Carlota. 

La joven princesa ha sido el verdadero foco de atención durante el último concurso hípico que se ha celebrado en Montecarlo este fin de semana. Una vez más, Carlota ha demostrado que es una persona elegante en el sentido etimológico de la palabra. Y es que «elegante» es el que sabe elegir, el que sabe adaptarse a cada circunstancia y así ha hecho la joven con su vestuario en función del acto en que participaba. 

De amazona, de sport o de cóctel, ella siempre da en el clavo. Su juventud y belleza le permiten llevar el cabello ligeramente despeinado, con un toque casual y prescindir del maquillaje al máximo. Solamente en la entrega de premios, en la que ha aparecido con un espectacular vestido de lamé rojo plisado, la hija de Carolina se ha permitido aplicar un carmín color frambuesa en sus carnosos labios. Un ligero toque de color para dar el toque final a un look que de por sí era de matrícula. 

Ni siquiera la presencia de su cuñada Tatiana Santodomingo ha podido hacerle sombra. Y es que Carlota es y será por siempre la auténtica heredera del glamour de Mónaco. 

 

7Al natural

al-natural

Sin maquillaje, con el rostro lavado y una sencilla coleta para recoger su cabello, Carlota da muestras una vez más de su impresionante belleza natural. 

6Digna sucesora

digna-sucesora

La princesa es digna sucesora del glamour y el estilo de su madre, Carolina de Mónaco y de su abuela, la inolvidable Grace Kelly.

5Hasta el último detalle

hasta-el-ultimo-detalle

Carlota eligió unos sencillos zapatos de tacón rojo estilo salón para completar su look del último día de la competición. 

4Princesa de rojo

princesa-de-rojo

En la entrega de premios, la hija de Carolina de Mónaco deslumbró con un juvenil y elegante vestido de lamé rojo plisado que la convirtió en el centro de todas las miradas. 

3Sin accesorios

sin-accesorios

La belleza natural de Carlota no necesita accesorios, y ella lo sabe. Por eso la joven llevó el cabello suelto, ligeramente despeinado, un reloj como único accesorio y los labios en color carmín a juego con el vestido. 

2Todo al blanco

todo-al-blanco

Para sus momentos de relax durante la competición, la joven optó por un estilismo todo al blanco que resaltaba su excelente figura. 

1Una experimentada amazona

una-experimentada-amazona

Madre del pequeño Raphael y separada ya de Gad Elmaleh, Carlota no pierde ocasión de practicar uno de sus deportes preferidos, la hípica.