En ausencia de Tatiana Santo Domingo y Gad Elmaleh, sus respectivas parejas, los hermanos Andrea y Carlota Casiraghi volvieron a mostrar su lado más solidario apoyando a la recién creada Fundación Charlene de Mónaco, que ayuda a niños de todo el mundo.

Con su presencia en el estadio, Carlota, de 26 años, y Andrea, que cumplirá 29 el próximo 8 de junio, mataron dos pájaros de un tiro. Por un lado, fueron el mejor reclamo para el éxito de la convocatoria, de hecho, se consiguió una elevada recaudación con la que podrán financiarse muchos de los proyectos que la fundación de su tía Charlene quiere poner en marcha, y por otro, tuvieron ocasión de ver en acción a muchos de sus ídolos deportivos, entre ellos Fernando Alonso, que en esta ocasión cambió el volante por el balón.

Carlota Casiraghi

Carlota, cómoda y elegante con vaqueros, camisa plisada y americana, fue la encargada de hacer el saque de honor.

Chic y a la última, como siempre, esta vez con vaqueros, top blanco plisado y americana negra, Carlota fue la encargada de hacer el saque de honor al comienzo del partido. A su lado, un Andrea mucho más serio y circunspecto que, desde que es padre, ha cambiado su look hippy-chic de siempre por otro mucho más formal: el traje y la corbata, como ha demostrado en sus últimas apariciones públicas.

Y es que el primogénito de la princesa Carolina de Mónaco tiene cada día más presencia oficial en el Principado, no en vano podría tener muchas posibilidades de suceder en el trono a su tío, el príncipe Alberto, si éste y Charlene finalmente no tienen descendencia.

Andrea y Carlota Casiraghi con Fernando Alonso y Max Biaggi

Andrea y Carlota con los capitanes de los dos equipos en liza: el piloto de Fórmula 1 español Fernando Alonso, y el motociclista italiano Max Biaggi.

Andrea y Carlota Casiraghi

Con su presencia en el estadio, Andrea, que está a punto de cumplir 29 años, y Carlota, de 26, lograron una elevada recaudación para la Fundación Charlene de Mónaco.