Carlos y Diana, la boda real del siglo XX

Al príncipe Carlos de Inglaterra, que mantenía una preocupante soltería, le convencieron de que la tímida y virginal lady Diana Spencer era la mujer ideal: joven, inocente y miembro de la más antigua aristocracia.  Se habían conocido en una cacería en 1977 y el príncipe empezó a invitar a Diana en el otoño de 1980 y en febrero del año siguiente se anunció su compromiso que convirtió a la joven aristócrata en un personaje de fama mundial.
Su boda el 29 de julio de 1981 fue un acontecimiento global. Ya durante la luna de miel la nueva princesa empezó a sospechar de la existencia de una rival, que no era otra que Camilla Parker-Bowles, el gran amor de Carlos con quien no se quiso casar cuando él se lo propuso. Diana cumplió con su obligación asegurando la sucesión con los príncipes Guillermo (1982) y Enrique (1984), pero los príncipes de Gales fueron muy infelices. Carlos seguía enamorado de Camilla y la separación, en 1992, fue inevitable. Diana murió trágicamente el 31 de agosto de 1997 con sólo 36 años en un accidente de coche en París en el que también falleció su amante, Dodi Al Fayed.

9Parecia un cuento de hadas

parecia-un-cuento-de-hadas

El 29 de julio de 1981, dos millones de personas abarrotaban el centro de Londres para ver de cerca a los protagonistas de la boda que más expectación haya despertado nunca: Carlos, príncipe de Gales, de 32 años, y lady Diana Spencer, de 20. El noviazgo de la pareja apenas había durado seis meses y no tuvieron ocasión de conocerse bien, pero ella estaba enamorada… y él, ilusionado.

8San Pablo, un escenario grandioso

san-pablo-un-escenario-grandioso

Ante el número de invitados, nada menos que 3.500, la abadía de Westminster, donde se celebraban habitualmente las bodas reales inglesas, se quedó pequeña y el enlace se celebró en la grandiosa catedral de San Pablo, el segundo templo más grande del mundo después de San Pedro de El Vaticano, por cuya pasillo central Diana paseó los diez metros de la cola de su traje de novia.

7Primera reverencia a su suegra

primera-reverencia-a-su-suegra

La ceremonia fue oficiada por el arzobispo de Canterbury, sir Robert Runcie. Ya convertidos en marido y mujer, al abandonar el altar, la pareja se paró ante la reina Isabel II, a quien Diana, ya princesa de Gales,  hizo la obligada reverencia, la primera como nuera real. La ceremonia fue seguida en televisión por 750 millones de personas en todo el mundo. De la seguridad se ocuparon 4.000 policías y 2.200 militares.

6Un vestido para la historia

un-vestido-para-la-historia

Un griterío ensordecedor acogió la salida de los novios de la catedral y Diana pudo lucir su traje nupcial, que sería imitado hasta la saciedad. Diseñado por David y Elizabeth Emmanuel, que utilizaron seda color marfil, con escote en pico, grandes volantes y mangas abullonadas de inspiración victoriana y bordado con cerca de diez mil madreperlas. La cola, de 10 metros, era de tafetán de seda y encaje antiguo. Diana sujetó el velo a la tiara Spencer, una joya de su familia del siglo XVIII, de platino y brillantes, que complementó con su anillo de compromiso que hoy luce su nuera, Kate.

5Baño de multitudes

bano-de-multitudes

Diana había pasado su último día de soltera en Clarence House, entonces residencia de la inolvidable reina madre de la que salió en en una carroza de cristal, que fue realizada en 1910 para la coronación del rey Jorge V. Ya casados, los novios recorrieron las calles más emblemáticas de Londres en un landó que perteneció a Eduardo VIII y vivieron un auténtico baño de multitudes.

4En el histórico balcón

en-el-historico-balcon

Nada más llegar al palacio de Buckingham, donde secelebró el ágape nupcial en el que se sirvió rodaballo relleno en salsa de langosta, pechuga de pollo con mousse de cordero, fresas con crema maceradas en vino y tarta nupcial, Carlos y Diana aparecieron con la reina Isabel y el príncipe Felipe en el histórico balcón desde donde saludaron a una enfervorizada multitud.

3Foto de familia

foto-de-familia

El emblemático Salón del Trono de Buckingham volvió a ser el esplendoroso escenario para el posado oficial de una boda real inglesa. Carlos y Diana se fotografiaron con los miembros más allegados de su familia, lo que permitió ver juntos a los padres de la nueva princesa, lord Spencer y Frances Shand, que llevaban divorciados desde 1969.

2Diana donó su traje de novia

diana-dono-su-traje-de-novia

Lord Liecfield, uno de los fotógrafos oficiales de la casa real británica, captó esta simpática imagen de los recién casados. Diana llevó un espectacular ramo de gardenias, rosas blancas y orquídeas y su traje tuvo que ser retocado hasta última hora, pues la novia perdió seis kilos en las semanas previas al enlace. La princesa donó su legendario traje nupcial al museo Victoria&Albert de Londres en febrero de 1997, cinco meses antes de su muerte.

1Un beso con 30 años de diferencia

un-beso-con-30-anos-de-diferencia

El 29 de julio de 1981, Carlos y Diana cumplieron con el rito del beso en el balcón de Buckingham. Fue el romántico broche a un cuento de hadas con final desgraciado.Treinta años después, el 29 de  abril de 2011, era su hijo Guillermo quien besaba a su princesa, Kate, con quien vive una histooria de amor afortunadamente bien distinta a la que tuvieron sus padres.El duque de Cambridge comentó después que ese día le resultó difícil controlar sus emociones, pues añoraba terriblemente a su adorada mummy.