Briggite Macron y Mary de Dinamarca

Brigitte Macron abre las puertas del Elíseo a Mary de Dinamarca

La Princesa danesa viajó a París para dar una conferencia en el Forum OECD 2017, una organización compuesta de más de una treintena de países que aboga por consensuar políticas que ayuden a mejorar la vida de la gente en aspectos como la educación y la economía. Mary se ocupó de hablar de la mujer y los retos de igualdad a los que se enfrenta. 

Pues bien, después de su intervención, Mary de Dinamarca se desplazó al Elíseo, la residencia oficial del Presidente de Francia. Allí la recibió la Primera Dama, Brigitte Trogneux, que lleva solo un mes ocupando sus dependencias tras la victoria de su marido, Emmanuel Macron, en las elecciones. El encuentro fue muy cordial y Brigitte rápidamente le abrió las puertas de su casa a la esposa de Federico de Dinamarca. Ambas son mujeres preparadas y con una gran responsabilidad, así que seguro que tuvieron mucho de qué hablar…

5Nueva Primera Dama

nueva-primera-dama

Brigitte Trogneux, esposa del nuevo presidente galo Emmanuel Macron, recibió a las puertas del Elíseo a la princesa Heredera de Dinamarca, quien se encontraba de visita para participar en un importante foro internacional. 

4Mary, a favor de la mujer

mary-a-favor-de-la-mujer

Mary de Dinamarca lució un estilismo de working girl pero con un toque chic gracias al ligera abrigo en rosa de Hugo Boss. El bolso era de Prada.

3Buena sintonía

buena-sintonia

Ambas mujeres mantuvieron un encuentro relajado, en el que seguramente abordaron su inquietud por defender la igualdad de género. 

2Un saludo muy cordial

un-saludo-muy-cordial

Apenas lleva un mes ocupando El Elíseo tras la victoria de su marido en las elecciones presidenciales francesas, pero Brigitte ya se mueve como pez en el agua recibiendo a grandes mandatarios internacionales. 

1Brigitte, con estilo francés

brigitte-con-estilo-frances

Brigitte Macron tiene 64 años y es una atípica Primera Dama. Su marido, Emmanuel Macron, tiene 39 y es el más joven mandatario galo desde Napoleón. Se conocieron cuando él era un asolescente y ella era su profesora de Literatura. Para esta cita, Brigitte escogió de nuevo su firma fetiche, la francesa Louis Vuitton.