Beatriz de York, desesperada, quiere rebelarse contra la reina Isabel II

La princesa Eugenia de York quiere saltarse el estricto protocolo de la Casa Real británica y la reina Isabel II por su amor al italiano Edoardo Mappelli Mozz

Beatriz de York está completamente enamorada del multimillonario italiano Edoardo Mapelli, a pesar de que el comienzo de su romance estuvo marcado por la polémica. Aún así, la hija de Sarah Ferguson no quiere esperar más para dar un paso más en su relación e incluso pretende saltarse el estricto protocolo impuesto por la Casa Real británica y la reina Isabel II. 

La pareja, que lleva seis meses de noviazgo, quiere pasar por el altar

Una fuente cercana a la Princesa ha contado al diario británico ‘Express’: “Bea está desesperada por casarse y ya está intentando quedarse embarazada. Quiere una familia y no le importa caminar hacia el altar en estado”. Algo impensable en la familia de los Windsor.

En su momento, su hermana, la princesa Eugenia de York, y Jack Brooksbank tuvieron que posponer el anuncio de su matrimonio y la correspondiente boda debido a que el príncipe Harry y Meghan Markle también pasaron por el altar el mismo año. Y estos están por delante en la línea de sucesión.

El comienzo de su relación estuvo marcado por la polémica

La princesa Beatriz teme de que la llegada del hijo de los duques de Sussex y el posterior bautizo real, le obligue a posponer el anuncio de su matrimonio con Edoardo Mapelli. Por ello, y según fuentes cercanas a ella, no le importa tener que obligar la situación quedándose embarazada.

El comienzo de la relación entre la princesa y el italiano fue muy polémica. Él estaba casado y con un hijo de dos años, y muchos apuntan que en el comienzo de su romance, él todavía permanecía con su antigua pareja. Beatriz y Edoardo aparecieron en público por primera vez el pasado mes de marzo, cinco meses después de comenzar su noviazgo.