Angélica Rivera, a quien se conoce también como Gaviota, por su personaje en Destilando amor, es muy popular por telenovelas como La dueña, que se emitió en España, pero desde 2012 ocupa un lugar muy distinto al de reina de la pequeña pantalla.

Su nuevo papel, y quizás más estelar, es el de primera dama de México, que disfruta junto a su marido, el presidente Enrique Peña Nieto, con quien contrajo matrimonio en 2010. Anteriormente ella estuvo casada con el productor José Alberto Castro, con quien tiene tres hijas: Sofía, Fernanda y Regina. El político, por su parte, enviudó en 2007 de Mónica Pretelini, después de catorce años de vida en común, y es padre de tres hijos: Paulina, Alejandro y Nicole.

Angelica-Rivera

Angélica, bajando de un coche de época con un conjunto blanco de aire retro.

Ambos están realizando una visita de Estado de tres días al Reino Unido, donde la artista está brillando especialmente, dejando el pabellón azteca muy alto. Angélica y su marido fueron recibidos por la reina Isabel y su marido, el duque de Edimburgo, además de por el príncipe Carlos y su esposa, Camilla. 

Posteriormente, por la noche, tuvo lugar una cena de gala en el palacio de Buckingham en Londres, a la que también asistieron sus hijas Paulina, Sofía, Fernanda y Nicole.  Para esta cita, Angélica Rivera eligió un favorecedor vestido rojo de escote asimétrico, con el que desató grandes elogios. 

Angelica Rivera en Inglaterra

Angélica Rivera, muy sonriente durante su encuentro con el príncipe Carlos y la mujer de este, Camilla, duquesa de Cornualles.

A la cena también estaba invitada la actriz mexicana Salma Hayek, que fue acompañada por su marido, François Henri Pinault, con lo que se afianza la amistad entre ambas mujeres. Hay que recordar que Salma ya acudió a otra cena de Estado durante la reciente visita oficial de la pareja presidencial mexicana a Francia.

Angelica-Rivera y duque de edimburgo

La primera dama mostró muy buena sintonía con el marido de la reina Isabel, Felipe de Edimburgo.

Angelica Rivera

Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera, junto a la reina Isabel y su marido, antes de la cena de gala en el palacio de Buckingham.