Contorno de los labios es una de esas zonas del rostro que resultan conflictivas en lo que a arrugas se refiere. Elsa Anka ha encontrado un producto para tratar la zona y evitar que aparezca el llamado ‘código de barras’.


Con el paso de los años, hay tres zonas del rostro que preocupan especialmente. La primera es el óvalo facial, que con los años va perdiendo elasticidad y puede aparecer descolgado. La segunda es el contorno de los ojos, porque da muchísima información sobre nosotros, desde cómo somos hasta nuestro estado de ánimo y la tercera es el contorno de los labios, donde puede aparecer el temido código de barras.

Un tratamiento específico

Para esta zona Elsa Anka ha encontrado una crema que le va de maravilla. Así lo ha comentado ella misma hablando de un tema estético en el que muchos ponen el foco. Porque la aparición de esas arrugas en la zona del perímetro de la boca es algo bastante habitual.

La aparición de estas arrugas habla de nuestros hábitos, de la forma en la que nos expresamos y también de cómo nos comunicamos. De forma común las conocemos como código de barras por su similitud con esta marca, pero hay quien también las llama líneas del fumador.

Prevenir antes de que llegar a la consulta del experto

Sin embargo, que esto no nos lleve a confusión: hay quien no ha cogido un cigarrillo en su vida y se ha visto con ellas en el labio superior por cuestiones que van desde la genética hasta una excesiva gesticulación o un cuidado incorrecto de la piel.

Las anteriores generaciones quizá nunca prestaron demasiada atención a esta zona del rostro en concreto, pero en la actualidad existen tratamientos de todo tipo para atajar una cuestión que es meramente estética, pero que preocupa a algunas personas.

El cuidado de la zona puede realizarse de manera profesional con la inyección de botox o ácido hialurónico para rellenar, pero lo ideal es intentar prevenir para no necesitar una intervención así de drástica.

Cremas de contorno, la solución idónea

Para ello es importante que no olvidemos hidratar la zona de manera habitual. Pero a veces no basta solo con aplicar la crema habitual, hay que apostar por fórmulas concretas.

Es habitual en esta parte del rostro aplicar la misma fórmula que utilizamos para otro contorno, el de los ojos. Dado que esa piel es más delicada, necesita de unos cuidados específicos que también son muy beneficiosos para la zona de los labios. Por eso hay algunas firmas que han apostado por lanzar fórmulas para ambas zonas.

Otras, como Luminous, la elegida por Elsa Anka, apuestan por diversificar y hacer uno para cada zona, una fórmula por la que también se decantan firmas tan conocidas con Clarins. Sea como fuere, lo importante es la constancia en la aplicación. Hay que hidratar y aplicar los productos específicos dos veces al día, por la mañana y por la noche, con la piel bien limpia y mediante ligeros toquecitos.