Si buscas un tratamiento para cuidar tu piel después del verano, este es perfecto para ti. Toma nota porque te contamos todo lo que necesitas saber.


Los cambios de estación constituyen periodos críticos para la piel, que se muestra desvitalizada, seca y sin luz; incapaz de responder a variaciones como los días más cortos, la falta de luz, las primeras lluvias o la bajada del termómetro. Es por ello por lo que es el momento perfecto para atreverse a probar algún que otro tratamiento que consiga que nuestra piel se vea igual de viva que antes del verano. Mientras el bronceado se bate en retirada, la vuelta al cole ya ha llegado y las jornadas de trabajo en la oficina se hacen cada vez más largas, nosotras debemos plantarle cara al fin de las vacaciones y adelantarnos para que nuestro cuerpo y nuestro rostro se sigan viendo deslumbrantes. Y una muy buena idea es el tratamiento para la piel Autum Facial Flash del Insituto Médico Láser.

La retirada del bronceado, también supone la aparición de arrugas finas y superficiales, que se ponen en evidencia cuando se exfolian los queratinocitos pigmentados, según el proceso natural de renovación cutánea. La progresiva desaparición de la tonalidad dorada deja paso a un aspecto apagado y fotoenvejecido, de piel tirante, seca y rugosa que, a veces, presenta descamación. La piel se muestra desvitalizada, sin respuesta frente a los cambios del entorno. Y hay que hacer algo para que vuelva a su estado natural. Una muy buena opción, tal y como nos cuentan desde el IML, es la revitalización fotoacústica y la mesoterapia. ¡Te contamos para qué sirven!

La revitalización fotoacústica, el tratamiento ideal para la piel en otoño

Se trata de un tratamiento que mejora el brillo, afina el poro y aporta homogeneidad a la pigmentación gracias al láser; que ejerce un profundo efecto reparador, estimulante y regenerador de la piel. Una forma ultra-pulsada que no aporta calor a la dermis y que dura bastante poco (apenas unos minutos) permite abordar incluso fototipos muy altos sin tiempo de recuperación. Solo un leve enrojecimiento que desaparece a las pocas horas, atestigua la eficacia del tratamiento. No obstante, si te preocupan las eventuales lesiones pigmentadas y las arrugas finas que aún siguen ahí, estas se pueden tratar de forma simultánea con una concentración mayor de energía

Mesoterapia, el tratamiento favorito de las famosas

De la mesoterapia hemos hablado ya en varias ocasiones. Mientras el láser se ocupa de la revitalización profunda en la dermis, la mesoterapia facial se encarga de la hidratación en profundidad de la epidermis. Esta se realiza con una combinación de vitaminas antioxidantes, ácido hialurónico de baja densidad y silicio orgánico y sus efectos se hacen notar en diversas formas. Mayor retención de agua en la piel, estimulación de la dermis, incremento de la densidad cutánea, revitalización del metabolismo… Vamos, ¡una auténtica maravilla!