Blanca Suárez tiene un cutis envidiable que ella se encarga de cuidar con mucho mimo. Te descubrimos qué tecnológico dispositivo la ayuda en cada parte del proceso


En los días previos a las fiestas es cuando todo el mundo intenta hacer una puesta a punto para mostrar su mejor cara. Pero no solo para las fechas señaladas debemos preocuparnos de estar perfecta, no hay nada mejor que seguir unas rutinas muy marcadas para conseguir que nuestra piel siempre esté en las mejores condiciones. Unos lo hacen al método tradicional, y otros, como Blanca Suárez, con algo más tecnológico.

Cuidados para la piel… de otro modo

La actriz madrileña cuida de su piel siempre, por eso tiene un cutis de lo más envidiable, que es fruto de una buena genética y también de ese esmerado cuidado que hace de ella. Además de utilizar los productos que mejor le van, Blanca Suárez ha mostrado en más de una ocasión que la tecnológica ayuda mucho para esos cuidados de belleza.

Para lograr distintas metas utiliza varios aparatos: uno de ellos está enfocado en tonificar el rostro. Lo hace dando un masaje con micro corrientes. Esto lo que hace es estimular la producción de colágeno y elastina, lo que da como resultado la prevención de la aparición de las arrugas y también la definición del óvalo facial.

Mascarillas y tratamientos intensivos

Además de ese dispositivo también la hemos visto utilizando otro con forma redondeada que tiene una función completamente distinta: la de aplicar las mascarillas. Este aparato, como el anterior, es de Foreo, una firma de origen sueco que se ha especializado en gadgets de belleza.

Su particularidad es que están fabricados en silicona higiénica para evitar cualquier tipo de interacción con la piel y que esta provoque irritaciones en el cutis y que todas funcionan con microcorrientes y un tipo específico de micropulsaciones. Eso hace que los tratamientos penetren en las capas más profundas de la piel, aumentando su eficacia.

Un cuidado diario

Estos gadgets de belleza sin duda pueden servir de ayuda con el cuidado de la piel, pero este debe de ser diario. En ninguna rutina de belleza puede faltar una buena limpieza, tanto por la mañana como por la noche. Especialmente antes de acostarnos debemos apostar por eliminar cualquier rastro de suciedad que haya podido quedar acumulado. Tras esto, tampoco podemos olvidarnos de una buena hidratación, especialmente en las zonas más delicadas como el contorno de los ojos.

Tras ellos, sin duda, cualquier añadido siempre será un plus para nuestra piel, sean tanto los masajes con micropulsiones para elevar el óvalo facial como la aplicación de mascarillas y tratamientos intensivos que sirvan para rehidratar la piel y darle tersura y luminosidad.