Los productos con varias propiedades están en boga, en parte porque vivimos a un ritmo en el que parece que no tenemos tiempo que perder. Por eso los sérum con color parecen una apuesta segura para cuidar y matizar.


Es una de los productos más recientes en cosmética, pero el sérum con color está de moda. Lo hace entre las celebrities pero también ha tenido una gran acogida en el mercado generalista. Y no es casualidad, porque su gran baza es que nos ayuda a ahorrar tiempo en las rutinas de cuidado y puede tener un buen resultado.

Un ingrediente básico para cuidar de la piel

Los sérum llegaron hace tiempo para incorporarse a nuestras rutinas de belleza y mejorarlas. Normalmente cuando se aplican como booster van junto a la crema hidratante, o justo antes, para aprovechar todo su potencial. Así, durante la noche, ayudan a la piel a trabajar mientras dormimos, los que multiplica sus efectos.

Los hay enfocados a ayudarnos con los distintos problemas que tenga nuestra piel, así, los encontramos con vitamina c, con retinol o con ácido hialurónico, el ingrediente más destacado de la cosmética antiedad en los últimos tiempos. Todo para ayudar a reparar la piel o evitar que pierda su firmeza y su luz con el paso del tiempo.

Un poco de color a la piel

Pero esta nueva generación de sérums tiene otro espíritu: el de tratar nuestra piel y darle el cuidado que necesita, teniendo en cuenta sus necesidades, y, además, servir como cobertura para que muestre su mejor aspecto. Por ello hay varias formas de usarlo.

La primera es hacerlo como fase final de cuidado facial diario. Tras aplicar la hidratación y el contorno de ojos, unas gotas del sérum con color pueden servir para unificar el tono y dar ese aspecto de no estar maquillado pese a llevar un toque de cobertura. Es una fórmula para utilizar de día y con un poco de máscara de pestañas puede hacer que nuestro aspecto sea resplandeciente.

Base de maquillaje con cuidado incorporado

La otra forma de usar estos sérum es haciendo que funcionen como base de maquillaje. Tras el tratamiento de cuidado diario, incorporar unas gotas de este sérum hará que la piel quede preparada para dar paso al maquillaje.

De este modo se puede evitar tener que utilizar la prebase y lograr, igualmente, que haya un tono unificado. Esto es especialmente destacable en aquellos que tienen incorporado el ácido hialurónico y otros ingredientes rellenadores, como es el caso de la línea  Accord Parfait de L’Oreal, que está formulado pensando en ese efecto.

Otros, como el Even Better Clinical Serum Foundation de Clinique, buscan prevenir la aparición de manchas, y añaden un factor de protección solar mientras hidratan como un tratamiento más. En otros casos, apuestan por proteger áreas más sensibles de la cara, como el contorno de los ojos, y otros, como el magic serum de Camaleon, por tratar las bolsas.