La periodista ha apostado por el ‘nail art’ más dulce y elegante en su última visita a Barokah Gang, uno de sus lugares favoritos de manicuras de referencia en Madrid


Sara Carbonero no sale a la calle sin hacerse la manicura. Siempre que luce un diseño nuevo se convierte en uno de los más demandados en los salones de belleza. Podríamos decir que no solo es la reina del ‘street style’, también de es una auténtica experta a la hora de elegir las últimas tendencias en el diseño de uñas.

Está claro que llevar las uñas en perfecto estado es fundamental y un paso muy importante de nuestra rutina de belleza. Más allá de lo estético, unas uñas cuidadas; tanto pintadas como al natural, siempre son nuestra mejor carta de presentación. Unas manos descuidadas siempre restarán elegancia al look que llevemos, por muy bonito que sea.

La última manicura de Sara Carbonero es discreta y elegante

Aunque la cantante Rosalía puso de moda las uñas extralargas y extravagantes, la elegancia radica en diseños discretos con pequeños toques originales y divertidos; como las de Sara. La suya es una manicura rusa sencilla en un color rosa pastel muy clarito, que casi camufla con el color de su propia uña. La elección de esta tonalidad es un truco para ocultar el crecimiento y conseguir que duré más tiempo. 

Para darle un toque chic al diseño, su manicurista (Sasha Bubyr) le ha añadido detalles minimalistas en negro con puntos y líneas muy finas y discretas. Es perfecta para la temporada otoño-invierno porque combina con todos los colores de ropa. Estas tonalidades sientan fenomenal porque estilizan las manos y crean un efecto óptico que alarga los dedos. 

Si el diseño te ha convencido, podrás hacerlo tuyo por 60 euros. Sara se lo ha realizado en ‘Barokah Gang’ un nuevo ‘place to be’ de la capital con sede en la calle de Argensola, 21. Aquí no solo podrás hacerte la manicura (o pedicura), sino que también podrás deleitarte viendo colecciones de joyas de Barokah Jewels; hechas por la consultora y estilista de moda Daniela Gutiérrez, las pestañas, las cejas o incluso depilarte las cejas. 

La manicura rusa: el último grito entre las que más saben de uñas 

Haciendo honor a su nombre, esta manicura nació en Rusia y desde entonces no ha dejado de exportarse a todos los países del mundo. Lo que hace especial a esta técnica es el trabajo de la cutícula: se limpia por completo para que esmaltado quede más cerca de la piel. De esta manera, se disimula el crecimiento de la uña y puedes hacer que el diseño duré más tiempo. Sasha nos cuenta que la de Sara puede estar intacta un mes. Suena bien, ¿verdad? Además, para una durabilidad extra, haz como la exmujer de Iker Casillas y opta por el esmaltado semipermanente.