Aunque está en plena forma, Virginia Troconis complementa sus entrenamientos con tratamientos estéticos. El último que nos ha descubierto es la presoterapia. Te contamos en qué consiste y para qué sirve.


No existen secretos para tener un cuerpo tonificado. Lo único que funciona para eso es practicar ejercicio de manera habitual, algo que sirve no solo para tener la mejor versión de nosotros mismos a nivel estético, también a nivel de salud, que es mucho más importante. Virginia Troconis lo sabe bien y lleva una vida sana y entrena con regularidad, pero de vez en cuando también prueba algunos tratamientos estéticos que dan ese plus a todo el trabajo que hace en el gimnasio. Ahora, Virginia Troconis se ha sometido a una sesión de presoterapia, un tratamiento que se ha hecho en su centro de referencia y que se aplica principalmente en las piernas. Seguramente hayan escuchado hablar de él en alguna ocasión, pero no saben bien qué es exactamente.

La presoterapia de Virginia Troconis, un tratamiento a base de aire

La presoterapia consiste en aplicar chorros de aire comprimido sobre distintas partes del cuerpo de forma medida y controlada. La idea es favorecer, mediante esas presiones, la oxigenación de los tejidos y el drenaje linfático de la zona. Por eso es especialmente útil, si se aplica correctamente, en las piernas, que es lo que ha hecho Troconis durante su sesión de belleza.

Para lograr controlar el entorno y la presión de esos chorros de aire se aplica mediante unos pantalones que cubren también los pies y que se colocan alrededor de cada pierna. Esas perneras levan conductos por los que entra aire y mediante un dispositivo se controla la intensidad de los chorros, que generan esa fuerza mecánica sobre la piel, proporcionando una especie de masaje sobre la piel.

Precaución, no todo es apto para todos

Como casi todos los tratamientos, la presoterapia también tiene contraindicaciones, por eso es tan importante ponerse en manos de los expertos a la hora de probar cualquier tipo de terapia.

En este caso, no está indicado para quien tenga problemas de salud como complicaciones circulatorias o cardíacas, por lo que es preferible consultar a nuestro médico antes de realizar cualquier tratamiento estético. Lo mismo sucece si tenemos inflamaciones o infecciones en la piel, entonces será mejor ver qué dicen los expertos y posponer la idea o cambiar el tratamiento por algo que se adapte mejor a nosotros.

Troconis ha probado la presoterapia en su centro de confianza y allí, además ha aprovechado la visita para completar la jornada con una sesión de otro tratamiento que conoce bien y que recibe a menudo, la maderoterapia. La mujer de Manuel Díaz ‘el Cordobés’ aprovechó para aplicarse este tratamiento, que también está pensado para ayudar al drenaje linfático tanto en la cara como en el rostro.