La melena rubia de Rosanna Zanetti es una de las más pedidas en salones de belleza. Su peluquero nos da los trucos para copiarle el look y ser la mejor peinada del lugar


Con la llegada del invierno, las horas de luz de sol disminuyen y nuestro cabello necesita looks vibrantes que nos iluminen los días. Aunque las opciones son infinitas, el tono de cabello de Rosanna Zanetti es uno de los más solicitados en los centros de belleza porque su rubio se ve muy natural. Conseguirlo tiene truco y su peluquero de cabecera lo desvela.

La modelo acude a Tacha Beauty para mimar, hidratar y, sobre todo, retocar el color de su preciosa cabellera rubia. Lo hace de la mano de Juan Diego Teo, su peluquero y también el de otras celebridades como María Pombo o Carmen Lomana. Él es el responsable de que la melena de Rosanna luzca sana y brillante. 

Así son las mechas que lleva Rossanna Zanetti 

Las mechas que lleva la mujer de David Bisbal son popularmente conocidas como babylights, una técnica que consiste en aclarar el cabello y sientan especialmente bien a las bases más rubias o castañas muy claras. Son mechas muy finas y suaves que se hacen cerca de la raíz para que se fusionen con el color natural de la melena. Es como una especie de degradé con el que se consigue potenciar el movimiento creando focos de luz y dulcifican los rasgos.

A la hora de hacerte las mechas babylight hay que tener en cuenta nuestro color de base y ser conscientes de que, en algunas ocasiones, en necesario esperar un tiempo hasta conseguir la tonalidad deseada. Lo ideal siempre es ponerse en manos de un experto para valorar la textura, calidad y salud de tu cabello. 

El paso a paso para conseguir el pelo de la modelo

La actriz se retoca el color cada cuatros meses aproximadamente y tiene claro que su objetivo es conseguir un resultado lo más natural posible creando contraste para enmarcar su rostro. El resultado es un rubio muy natural y apetecible que lleva siendo tendencia varias temporadas. 

“Comenzamos con las babylight en la parte del contorno para que cuando Rossana se haga una coleta o moño la zona quede bien iluminada”, explica Juan Diego, quien empieza haciendo las mechas de abajo hacia arriba, creando puntos estratégicos de luz.

Continúa con el paso número dos, conocido como Suntouch, que sirve para aclarar e iluminar el fondo de la base. Después el experto le aplica un tratamiento de proteínas para conseguir matizar el color y reestructura la fibra capilar. Lo hace en dos pasos: el primero en la raíz, para conseguir integrar mejor la mecha con su color de pelo natural y el segundo; de medios a puntas para matizar el resto de la melena. 

Cuando nos hacemos mechas, el pelo sufre por eso es vital la hidratación. En este sentido, el peluquero de Rosanna lo tiene claro y, antes de cortar y peinar introduce un buen tratamiento para hidratar al máximo y conseguir mejores resultados. Finaliza su trabajo con un peinado que siempre favorece, las ondas deshechas u ondas al agua. ¿El resultado? Una melena tan bonita, como saludable.