La última vez que vimos a Paz Padilla en el plató de Sálvame fue el pasado 20 de enero. Ese fatídico día la presentadora y Belén Esteban protagonizaron una acalorada bronca que acabó con la gaditana saliendo del plató muy enfadada. Tras ese tenso momento, mucho se ha especulado sobre cuál será su futuro en televisión, ya que desde entonces no ha regresado a su puesto de trabajo, aunque todo apunta a que ni está ni se le espera.

Sea como sea, la madre de Anna Ferrer se caracteriza por ser una mujer muy positiva y optimista. Y por eso ella continúa con su vida sin perder el sentido del humor. De hecho, ahora lo ha vuelto a demostrar mientras aprovechaba para ponerse a punto para la llegada de la primavera.

Paz Padilla ha puesto rumbo a su clínica estética de confianza para probar un nuevo tratamiento con el que decir adiós a las arrugas y rejuvenecer su rostro: «Yo soy muy de arrugas, quiero la piel de la Preysler», comentaba divertida mientras se realizaba el procedimiento.

El tratamiento con el que Paz Padilla ha logrado eliminar arrugas y líneas de expresión

A partir de los 40 años los contornos del rostro se desdibujan. Esto se debe principalmente a que disminuye la producción de colágeno y elastina. Los ‘anclajes’ que sujetan la piel se rompen y como consecuencia se pierde volumen facial y aparecen las temidas arrugas. Es ley de vida, pero por suerte no todas las soluciones pasan por entrar en quirófano, ya que existen nuevos e innovadores tratamientos menos invasivos y casi igual de efectivos. ¿Uno de los mejores? El que ha probado Paz Padilla: Ultraformer HIFU.

¿Quieres saber más? Este procedimiento es un ultrasonido micro focalizado que produce una contracción en los tejidos del rostro y logra que la piel se tense y se levante, dando como resultado un efecto lifting natural.

Ultraformer HIFU básicamente provoca una elevación de la temperatura de las capas de la piel a diferentes profundidades. Esto consigue un tensado inmediato, sin embargo, el verdadero resultado de este protocolo se aprecia a los 3 meses, ya que internamente la piel va cambiando, renovándose y formando más colágeno.

Una mascarilla de oro para potenciar los resultados

Paz Padilla ha quedado encantada con este tratamiento, de hecho afirma que muchas de sus arrugas ya han desaparecido. Pero para potenciar todavía más los efectos, ha decidido completar su día de belleza con una mascarilla de oro. ¿Sus beneficios? Potencia la luminosidad al instante, mejora la tersura y promueve la regeneración celular. ¡Una auténtica bomba para recibir a la nueva estación con su mejor cara!