Paula Echevarría lo tiene claro: saltarse el desayuno no ayuda a peder peso, sino todo lo contrario, así que para conseguir un peso ideal es necesario desayunar bien. ¿Y que significa eso? La actriz propone un desayuno proteico ideal para frenar el apetito durante el resto del día y ayudar a matar la ansiedad.

Su desayuno se compone de un café con leche de almendra (pero también puede ser de soja u otra vegetal, de cabra o de vaca desnatada) que es ideal para favorecer los movimientos peristálticos del colon, lo cual ayuda a ir al baño con regularidad. Lo aconsejado por expertos en salud es tomar el café sin azúcar pero si no te gusta la idea, puedes probar a sustituirlo por un té.

La asturiana acompaña la bebida con un bagel de aguacate, huevo a la plancha y pimentón. Esta es una combinación rica en magnesio, potasio y minerales ideales para mantener un buen sistema inmunológico y para fortalecer nuestros músculos y el correcto funcionamiento de nuestro aparato digestivo. Y, por último, una pieza de fruta: en su caso albaricoques.

En conjunto son ingredientes que sacian y a la vez nos aportan todos los nutrientes y la energía necesaria para aguantar toda la mañana sin picar entre horas. Y es que un gesto tan sencillo como empezar el día con un buen desayuno puede hacernos mucho bien y ayudarnos a estar más sanas y fuertes.

Así perdió Paula Echevarría  de forma saludable los 25 kilos que ganó en el embarazo

Paula reconoció públicamente que con su segundo embarazo ganó 25 kilos. Un peso que ha conseguido bajar gracias a una vida saludable. Reconoce que ha seguido una dieta y una rutina deportiva para recuperase lo más rápido posible. Además, se hace tratamientos semanales en su centro estético de confianza en Madrid para unos resultados más óptimos. Lo cierto es que los resultados saltan a la vista y no hay nada más que ver su tipazo para ver que sus buenos hábitos están dando sus frutos a los 45 años que acaba de cumplir.