¡Ya estamos en verano! Y todas (o casi todas) nos hemos puesto las pilas con la alimentación saludable y el deporte. Y es que cuando llega el momento de ponerse en bikini llegan los odiados complejos. Pero tranquila, no hace falta agobiarse, perder un par de kilitos y sentirse mejor en la playa no es tan difícil como parece. Además, con las altas temperaturas contamos con la suerte de que se nos hace más fácil seguir la dieta, ya que nos apetecen alimentos más ligeros y refrescantes. Y eso mismo parece que es lo que le está pasando a Irene Rosales.

Sabemos que la mujer de Kiko Rivera trata de comer lo más limpio posible, lo que le permite presumir de un cuerpazo de infarto. Sin embargo, hace pocos días afirmaba que con el calor que estaba haciendo en Sevilla lo único que le apetecía eran salmorejos y gazpachos. Pero ojo, porque ahora que las temperaturas nos han dado un poco de tregua, la excolaboradora del programa ‘Viva la vida nos ha sorprendido con una comida muy recurrida y baja en calorías. Eso sí, no a todo el mundo le gusta… ¿Te imaginas de qué hablamos?

Irene Rosales continúa comiendo sano y disfruta de un alimento totalmente inesperado

¿De primero? Irene Rosales apuesta por una ensalada de pimiento, cebolla y atún. ¿A quién no le apetece un plato así de fresquito a mediodía? Pero… de segundo… ¡Caracoles!

Lo cierto es que estos gasterópodos son un auténtico manjar para quienes aprecian su bocado mientras que se tratan de algo repugnante para el resto. En este caso, está claro que a la nuera de Isabel Pantoja le encantan. ¡Y está de suerte! Porque cuentan con muchos beneficios saludables. ¿Entre ellos? Contienen vitaminas A, B9, B3, B12 y E así como minerales como magnesio, potasio y sodio. Además, su alto contenido en proteínas es idóneo para deportistas, ya que permite el desarrollo de los músculos y la regeneración de los tejidos. ¿Lo mejor? Solo aportan entre 60-80 kcal por cada 100 gramos.

Y a ti, ¿te gustan?