Marta López Álamo ha vuelto a ponerse en manos de los expertos para hacerse un retoque en el rostro y así es como ha quedado.


Entre las celebrities ya no se lleva lo de decir que si están estupendas es porque beben dos litros de agua al día y duermen ocho horas. Ahora la tendencia es confesar a quién deben esa musculatura que lucen en el abdomen o quien está detrás de los toques de luz que les iluminan el rostro. Ahora, por suerte para quienes lo ven, esas cosas se cuentan. Por eso, algunos famosos, como Marta López Álamo no tienen reparo en confesar cuando se hacen un retoque.

Una visita a la clínica

La novia de Kiko Matamoros ha pasado por la clínica y se ha revisado la piel y, de paso, se ha hecho un pequeño arreglo que sería imperceptible si no fuera porque ella misma lo ha contado a sus seguidores. La modelo ha documentado su paso por la clínica Bruselas de Madrid y también ha mostrado el resultado final.

¿Y qué se ha hecho? Pues Marta López Álamo se ha puesto en manos de sus expertos de confianza y se ha retocado ligeramente la punta de la nariz, eso sí, de manera no invasiva y no es demasiado visible. Lo que ha hecho ha sido ponerse unas gotas de ácido hialurónico en la punta de la nariz.

Retocando la nariz

Esto sirve para hacer una pequeña remodelación en el apéndice nasal y corregir cosas como por ejemplo la curvatura nasal. En su caso ya parecía que estuviera cerca de ser perfecta, pero han considerado que quedaría un poco mejor con ese toque de ácido hialurónico que tiene efecto rellenador.

La técnica que suele utilizarse con esos fines la aplican los expertos y consiste en pequeños toques con una aguja con la que van inyectando el ácido en aquellas zonas en las que consideran que se necesita ese plus. El objetivo suele ser intentar dejar una simetría perfecta o para solventar esos pequeños problemas estéticos.

Mostrando su vida en las redes

Este retoque lo ha mostrado ella misma directamente desde la clínica. La joven comparte muchos de estos momentos con sus seguidores para que vean su día a día y cuáles son las cosas que hace para cuidarse y para verse mejor.

Quizá por eso, estos días, además de compartir la ropa que se pone y esta visita a su clínica de confianza, también ha hablado sobre lo que estaba haciendo con su piel para quitarse los granitos que le estaban saliendo. También contó que le iba bien con la rutina de limpieza e hidratación que estaba siguiendo y que por eso ahora solo se maquilla con colorete o iluminador y un poco de cacao para dar brillo a los labios.