La colaboradora de ‘Sálvame’ triunfo anoche en la semifinal de ‘Supervivientes’ con un moño obra de Zamorano con el que parecía toda una princesa.


Anoche tuvo lugar la semifinal de Supervivientes y, con los concursantes ya en territorio español, el reality show quiso hacer una gala de lo más especial. A ella acudieron, tal y como suele ocurrir; algunos de los colaboradores más queridos de la cadena y también todos los concursantes que pasaron por la isla en esta emocionante y polémica edición. Entre ellos, cómo no, estaba Marta López, que fue la segunda expulsada de esta temporada y que, dejando atrás los looks aventureros que lució durante su paso por el programa más salvaje de la televisión, quiso enamorarnos a todos con un estilismo y un peinado con los que parecía toda una princesa de cuento.

Marta López se convierte en toda una princesa en la semifinal de Supervivientes

La colaboradora de Ya es mediodía, que se convirtió en la auténtica protagonista de los meses de confinamiento gracias al Merlo’s Place, ha querido brillar como nunca en los platós de Mediaset. Y, para ello, se ha puesto en las mejores manos. Para el vestido, la ex gran hermana confió en DLab Woman, una de sus tiendas favoritas. Concretamente, eligió el modelo Catania (32,95 euros). Un diseño largo con gran apertura lateral en la pierna que destacaba especialmente por su estampado animal de cebra. Sin embargo, y aunque el vestido nos enamoró, lo que nos robó el corazón ha sido su peinado. Y es que la joven se dejó aconsejar por Manuel Zamorano, el estilista, maquillador y peluquero de Sálvame que también colabora con SEMANA, y coronó su cabeza con un moño de lo más ideal.

«Hoy que es un día muy especial para mí he venido a ver a Zamorano. Quiero que me maquille, me ponga guapa y me peine para la semifinal de Supervivientes»; contaba la exconcursante a través de su cuenta de Instagram minutos antes de que el peluquero de las famosas hiciese su magia y la convirtiese en toda una princesa. Ella estaba totalmente confiada y nosotras, incluso antes de ver el resultado, también. Y es que Manuel Zamorano tiene un no sé qué que qué sé yo que consigue que todas las que se ponen en sus manos, brillen como nunca. En este caso, gracias a un precioso moño con elegante flequillo. «Me ha hecho un moñito con unas trencitas. Ideal y guapísima»; contaba la colaboradora.

Sin lugar a dudas, un peinado elegante y sofisticado que le sentaba de maravilla a Marta López y que, si tuviste la suerte de hacerte con el libro guía que el peluquero publicó junto a la Revista SEMANA; seguro que puedes imitar paso a paso.