Virginia Troconis ya ha asistido a la primera reunión social de la temporada. Y lo ha hecho para la presentación de una app nupcial para la que no pudo elegir un look beauty más acertado, porque van a ser muchas las novias que van a querer replicarlo.


Parece que la temporada arranca con fuerza. Poco a poco comienzan las presentaciones, los estrenos y los actos sociales y los famosos van pasando por el photocall y asistiendo a cenas y encuentros. Estos días le ha tocado viajar a Madrid para una presentación y allí Virginia Troconis nos ha dejado ver un look beauty que a buen seguro más de una novia va a fichar.

De vuelta a la vida social

El maquillaje no podía ser más adecuado para el evento. Virginia Troconis se escapó por unas horas a Madrid para asistir a la presentación de Me caso, una app especializada para quienes están en pleno proceso de organización de su boda.

La mujer de Manuel Díaz ‘El Cordobés’ eligió un look de inspiración nupcial que iba desde el color de su vestuario, de blanco inmaculado, hasta por supuesto, el maquillaje. En vestido, con escote palabra de honor, lo firmaba Fernando Claro, y el look beauty, la maquilladora Yael Maquieira.

El look beauty de Viriginia Troconis que querrán muchas novias

Se da la circunstancia, además, de que Yael es una de las maquilladoras de novia más cotizadas de nuestro país, así que no había posibilidad de fallar. Y así fue. Todo un acierto. Desde el peinado que eligieron hasta la paleta de colores. Para el cabello, se decantaron por un recogido con un moño de bailarina pero bajo, con un acabado pulido y una raya al medio en la parte superior de la cabeza.

Para el maquillaje, buscaron esa radiante naturalidad que quieren lucir todas las novias en el día de su boda. En los ojos utilizaron una paleta entre los blancos y los tonos rosados que iba en esa línea. Distribuyendo las sombras de tonos más oscuros en forma de C sobre el ojo, y dejando los tonos más claros y luminosos para la zona del lagrimal y bajo el arco de la ceja se consigue abrir la mirada y centrar la atención en ella.

En busca de un maquillaje muy natural

Estos tonos iban complementados con un colorete también de lo más natural, en la gama de los rosados. También con toques de iluminación en el rostro, buscando esos puntos para jugar con las formas. Esta técnica, llamada strobbing es una forma muy útil  de lograr potenciar los puntos fuertes de un rostro y alejar la atención de los débiles.

Virginia Troconis cerraba el look beauty una máscara de pestañas que las alarga y las eleva, con una línea muy natural y aplicada solo en la línea del párpado superior pero no en el inferior. Y lo acompañaba un tono de labios rosa claro, muy discreto pero efectivo, que encajaba a la perfección con esa idea de un maquillaje natural.