Jessica Bueno que tiene 32 años se ha convertido en muchas ocasiones en el centro de todas las miradas. Es por ello que, al igual que muchas otras famosas, que no dudan en realizarse sutiles retoques estéticos para verse mejor, la modelo cuida su imagen al máximo. Y es que, aunque es jovencísima, el paso del tiempo nos afecta a todos. Además, a partir de los 25 años las primeras arrugas, también conocidas como líneas de expresión, empiezan a aparecer. Hoy os enseñamos cómo ha mejorado notablemente el aspecto de la joven, desde que se ha sometido a su primer tratamiento de medicina estética, aunque casi inapreciable a simple vista.

«Creo que estoy en ese momento de la vida en el que tengo que decir sí a todo y dejarme cuidar, por supuesto siempre con cabeza y sin hacer locuras», cuenta Jessica para todos sus seguidores. «Me he hecho un tratamiento personalizado para mejorar y prevenir los signos del envejecimiento de una forma respetuosa y natural. He quedado súper contenta con el resultado», concluye.

Jessica Bueno tratamiento estético
Redes Sociales

En la fotografía puedes ver el rostro de la joven antes de pasar por las manos de la doctora Isabel Hernández Suárez.

Jessica Bueno comparte los resultados de su primer retoque facial

En las imágenes vemos que los retoques estéticos de Jessica se han centrado en el tercio superior del rostro, sobre todo destaca el botox en frente y las patas de gallo para prevenir la aparición de las arrugas y eliminar las que ya se ven. También destaca uno de los tratamientos más solicitados en los últimos años, que es la aplicación de ácido hialurónico en los labios para hidratar y dar grosor a los mismo.

Jessica Bueno arrugas
Redes Sociales

La modelo también podría haber eliminado las arrugas del nasogeniano o línea de marioneta.

Sin dolor y sin tener que pasar por quirófano

Lo mejor es que tanto la aplicación del botox, como la del ácido hialurónico, se realiza con una técnica muy poco dolorosa y sin necesidad de pasar por quirófano. Es indoloro porque se usan agujas de tamaño micro y se utiliza anestesia tópica, lo que no suele provocar muchos hematomas, solo una leve inflamación en el punto de inyección que desaparece en unos días. Además, los resultados son visibles desde el primer momento.

Jessica Bueno
Redes Sociales

Como vemos en la andaluza el resaludo es natural. Para conseguir esto es importante que, por ejemplo en el caso de los labios, se respete la forma natural y se de volumen teniendo muy cuenca la armonía del resto de las facciones de la cara. ¿Qué te parece el resultado final?

Eso sí, el resultado siempre es reversible porque la sustancia se reabsorbe con el paso de los meses y poco a poco el efecto disminuye. Jessica podrá disfrutar de su nuevo rostro durante un periodo de entre seis meses a un año. Luego tendrá que volver a pasar por la aguja.