Jennifer López tiene el vientre plano y perfectamente definido. Un cuerpo escultural que consigue gracias a las duras sesiones de entrenamiento a las que se somete a diario. Si bien sabemos que para lucir unos abdominales marcados es necesario reducir el porcentaje de grasa corporal, – esto quiere decir, que tendremos que perder peso-, existen ejercicios que pueden ayudarte a conseguir un core fuerte como el suyo.

La cantante es el claro ejemplo de que sin disciplina no se pueden alcanzar los objetivos deseados. Ahí están los resultados que lo demuestran. La diva del Bronx ha revolucionado Instagram con el último vídeo de ejercicios que ha compartido con sus seguidores (y no solo porque haya presumido de un cuerpazo escultural), también porque ha enseñado al público cómo se prepara fuertemente con ejercicios de alta intensidad.

DL-u497048-030
Tres

Jennifer López tiene el vientre plano gracias a un duro entrenamiento diario

Levantamiento de pesas, abdominales inversos… A lo largo de todo el vídeo se puede ver perfectamente cómo los músculos de la cantante no son obra del azar y la genética y que una buen rutina deportiva completada con una alimentación equilibrada son clave para presumir de tipazo.

Y es que Jennifer tiene claro que para incrementar el gasto calórico y ganar fuerza, la opción más pausible es añadir pesas a su entrenamiento. Además, ella misma ha revelado en varias entrevistas que aunque se «machaca a golpe de pesa» dedica solo 45 minutos diarios en el gimnasio. Aunque, eso sí, acude a él cinco días en semana.

Sin duda es una fuente de inspiración para todas las supermujeres que días tras días se calzan las zapatillas para demostrarse a sí mismas que son capaces de ir más allá que su pereza.

Un cuerpo a prueba de ejercicio y buena alimentación

A sus 52 años ostenta el título de ser dueña de uno de los cuerpos más envidiados, -y deseados por todas y todos- del mundo. No solo presume de viente tonificado, también posee uno de los traseros más valorados del planeta. El suyo está asegurado en 4,5 millones de euros. Sí, has leído bien, los rumores aseguran que la artista tiene una póliza que asegura sus glúteos. Ella ni confirma, ni desmiente, pero sí trabaja duro con una rutina muy exigente para seguir ostentando su corona como uno de los cuerpos más cuidados del mundo, durante muchos años más.

Para alcanzar sus objetivos, cuenta con la ayuda de una entrenadora personal y un nutricionista, con el que completa su entrenamiento. Ambos trabajan en conjunto para conseguir ese cuerpazo.