Vicky Martín Berrocal lo tiene claro, el sérum de vitamina C le va genial para su piel. Descubre lo que puede hacer también por la tuya un ingrediente que no solo entra en nuestro cuerpo mediante la cosmética.


Ello lo tiene claro. Vicky Martín Berrocal ha encontrado los productos que más le gustan para su piel y lo afirma segura. Y entre ellos, hay una crema que utiliza tanto para el día como para la noche y un producto que se está convirtiendo en la estrella de muchas rutinas de belleza: la vitamina C.

Un ingrediente necesario

La diseñadora sevillana la incluye en su día a día en forma de sérum porque sabe lo necesario que es este componente en nuestra vida. No en vano, es una parte imprescindible de nuestra dieta. Nuestro organismo la necesita para la reparación de tejidos como los tendones y para su crecimiento.

Para la piel tiene múltiples beneficios, el primero, ayudar a neutralizar los radicales libres, responsables en gran medida del envejecimiento prematuro de la piel. Además puede servir como estimulante de la producción de colágeno, un elemento imprescindible para mantener la tersura de la piel y que esta no acuse los signos de la edad.

En distintos formatos

Las opciones para incluir la vitamina C en nuestras rutinas de belleza son varias, la primera buscando cremas que la tengan entre sus componentes. También podemos seguir el ejemplo de Vicky y decantarnos por un sérum, que podremos aplicar a conveniencia por la mañana y por la noche sin alterar nuestra hidratación.

El de Vicky es de la firma estadounidense Skinceuticals y parece que a ella le funciona. Pero son varias las marcas que tienen una versión en el mercado. Lo importante es saber si el elegido es para aplicarlo solo sobre el rostro, como un paso más, o requiere de la mezcla con nuestra hidratante.

Cuidado con el sol

Quienes llevan tiempo utilizándola, aseguran que algunos de los efectos de la vitamina C son ideales para mantener la tersura de la piel así como su elasticidad. Pero además le da al cutis un punto más de iluminación, lo que ayuda a no mostrar signos de fatiga.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la vitamina C es reactiva al sol, por lo que ahora que bajan las temperaturas, puede ser un buen momento para empezar a utilizarla, ya que nuestra piel no está tan expuesta a los rayos solares.

De todos modos, siempre será preferible incluirla en las rutinas nocturnas. Así evitaremos que haya alguna posibilidad de que nos salgan las temidas manchas en el rostro. Y de cualquier modo, debemos proteger siempre la piel con una crema solar, apliquemos la vitamina C por la mañana o la noche.