La aparición de caspa es un problema que padecen muchas personas, y que puede resultar no sólo muy incómodo, sino antiestético y también poco higiénico.


La aparición de caspa en nuestro cabello puede deberse a múltiples motivos: desde el uso de un champú que no es el más idóneo y que provoca que la piel del cuero cabelludo empiece a descamarse, hasta episodios de estrés.

Existen bastante métodos y productos para acabar con la caspa que resultan muy efectivos, son fáciles de adquirir, de aplicar en el cabello y proporcionan excelentes resultados para acabar de una vez por todas con esa incómoda caspa.

La mayoría de estos productos, además de los champús anticaspa, son completamente naturales y muchos consisten en preparados caseros muy fáciles de obtener y de aplicar. Tan sólo hace falta conocer cuáles son esos productos que pueden acabar con la caspa de forma definitiva.

Pero ¿nos hemos preguntado qué es la caspa? se trata de una clase de dermatitis de tipo seborreico, que puede corregirse, en la mayoría de los casos, con un champú anti-caspa, y que en líneas generales, puede ser difícil de tratar.

Pero hay métodos que resultan muy sencillos, y que requieren que tengamos paciencia y seamos constantes para comprobar sus buenos resultados. Veamos cuáles son los que mejor funcionan.

Los vinagres resultan muy eficaces para acabar con la caspa

Si buscamos productos para acabar con la caspa de forma definitiva, algunos tipos de vinagre funcionan muy bien. El vinagre blanco facilita que el cuero cabelludo forme una barrera natural para evitar el crecimiento de bacterias, mientras que el vinagre de manzana reduce la producción de caspa de nuestro cuero cabelludo.

Para que el método resulte efectivo, podemos mezclar una parte de vinagre con tres partes iguales de agua y lavar en profundidad el cabello, si utilizamos el vinagre blanco. Después, enjuagamos bien con agua tibia y lavamos con nuestro champú habitual, aunque será más apropiado, hasta que eliminemos la caspa, utilizar un champú anticaspa.

Si optamos por el vinagre de manzana, lo aplicaremos directamente con un suave masaje en el cuero cabelludo, dejándolo actuar durante unos 20 minutos. Después, aclararemos bien, y lavaremos con nuestro champú habitual.

Dos productos caseros asequibles: el limón y el bicarbonato

Todos tenemos en casa limón y bicarbonato, y funcionan muy bien como productos para acabar con la caspa. El limón ayuda a combatir la caspa porque su acción sobre el cuero cabelludo disminuye la aparición de grasa, y también evita que aparezcan hongos que pueden provocar caspa. Junto con el bicarbonato, suele ser uno de los métodos más populares porque es fácil de utilizar y muy asequible.

Muchas personas que tienen mucha caspa, suelen combinar ambos productos, aplicando dos días por semana limón, y otros dos el bicarbonato. Para utilizar el limón, exprimimos el zumo de limón, humedecemos nuestro cabello y lo aplicamos por toda la melena, de la raíz a las puntas, dejamos actuar unos 5 minutos, enjuagamos con agua tibia y lavamos el pelo con nuestro champú habitual.

Para combatir la caspa con bicarbonato, mezclamos un par de cucharadas de bicarbonato con agua, hasta que se forme una pasta homogénea, y aplicamos esta pasta a nuestro cabello. Dejamos actuar unos 20 minutos, aclaramos con agua tibia y, en esta ocasión no lavamos con champú. Este método es muy eficaz, combinado con el zumo de limón.

El Aceite de Oliva

Este alimento tan habitual en nuestra cocina, es un excelente producto para acabar con la caspa. El aceite de oliva tiene muchos beneficios para la salud, entre ellos,  combatir la aparición de caspa e hidratar el cabello de forma natural. El aceite, además nutre el cabello, y lo notaremos más fuerte y brillante.

Aunque no es recomendable para cabellos grasos ni para problemas de exceso de seborrea en el cabello, que también provocan caspa, por lo que antes de decidirnos por utilizar aceite de oliva, debemos saber qué tipo de cabello tenemos.

Para utilizar este producto, calentamos un vasito de aceite en el microondas, hasta que comprobemos que está tibia, humedecemos el pelo y aplicamos el aceite de oliva con los dedos, con suaves masajes, desde la raíz a las puntas y poco a poco, por zonas.

Es importante que no echemos demasiada cantidad porque luego puede resultar difícil de eliminar cuando nos enjuaguemos la melena.

Después de aplicar el aceite, cepillamos bien el pelo, lo cubrimos con una toalla y dejamos que el aceite de oliva actúe durante aproximadamente 30 minutos. Después, aclaramos con agua tibia, y cuando esté totalmente aclarado, lavamos con nuestro champú habitual, y dejamos que se seque al aire, sin utilizar secadores ni planchas.

Infusiones y productos naturales de herbolario

Entre los productos para acabar con la caspa, son muy efectivos algunos naturales, como el diente de león en infusión. Hervimos medio litro de agua con té, y colocamos unas ramas de diente de león en el agua hirviendo.

Retiramos la infusión y dejamos que se enfríe. Este preparado no es para aplicar en el cabello, sino que lo podemos beber, al menos un par de veces al día. Notaremos que la caspa va desapareciendo progresivamente.

La cola de caballo es también muy recomendable para combatir la caspa, y la podemos encontrar en tiendas naturistas y herbolarios. En ocasiones, la aparición de caspa puede deberse a que no llevamos una alimentación sana, por lo que en este caso, es muy recomendable tomar una taza de té de cola de caballo a diario. Para preparar la infusión, basta con hervir agua y añadir una cucharada de este preparado.

Qué es la caspa: cómo la podemos identificar y prevenir

La aparición de caspa suele ser muy fácil de identificar, porque se producen picores en el cuero cabelludo, descamación, y el cabello tiene un aspecto aceitoso y poco higiénico.

Además de los productos aconsejados, hay formas de prevenir la aparición de caspa en nuestro cabello, como emplear champú con ingredientes naturales, acostumbrarnos a lavarnos y enjuagarnos el pelo con agua tibia, y evitar, en la medida de lo posible, el uso de lacas o geles fijadores para el cabello.

Una alimentación variada y saludable, y cepillar nuestro cabello a menudo, también son medidas preventivas que funcionan muy bien para prevenir la aparición de caspa.