No hace falta que os diga que la celulitis es uno de los problemas que más nos afectan – y molestan – a las mujeres. Y prácticamente todas tenemos algo de ella en diferente medida. Desde la piel de naranja producida por los cambios hormonales en la adolescencia hasta problemas más graves, ya sabemos que no hay soluciones mágicas sino evitar los malos hábitos, ser constante y en atacarla desde diferentes frentes, siempre adaptándonos a las necesidades de cada mujer.celulitis

Siempre pensamos que la mejor solución viene unida a una buena alimentación, la práctica habitual de ejercicio (¡no podemos pasar demasiado tiempo atadas a la silla!), tratamientos en cabina –aquí en el centro tenemos unos protocolos maravillosos que combinan aparatología y masajes manuales– y un plus en casa con cuidados específicos.

 Las cremas anticelulíticas son eficaces, pero algunos trucos muy sencillos ayudan a sacarles aún más partido. Porque, claro, estas cremas las podemos aplicar rápido y corriendo, vestirnos y salir a la calle… O dedicarles un tiempo y sacarles mucho más provecho.

En esta línea, empezamos por la ducha. Es estupendo finalizar siempre con un chorro de agua fría en las piernas para reactivar la circulación: siempre, de abajo arriba, en dirección al corazón.

Otra gran ayuda es la exfoliación: nada como hacerla una o dos veces a la semana, lo que ayuda no sólo a que la piel esté más lisa, además, contribuye a que el producto penetre mejor y sea más efectivo.

Después de la ducha, ya secas, os recomiendo utilizar el guante de silicona para su aplicación. Sé que os hablo muchas veces de él, pero es maravilloso. Por el lado con las púas más gorditas aplicaríamos la crema con movimientos circulares ascendentes y con el lado de púas finitas realizaríamos un suave masaje hasta su completa absorción. Este mismo protocolo podemos realizarlo también en glúteos, abdomen e incluso en brazos.

Hacer un mini masaje al aplicar la crema es fundamental: se comienza siempre en los tobillos – es importante recordar que el masaje debe ser siempre de abajo arriba, en dirección al corazón, ¡siempre! – y haciendo un círculo con las manos, se hace un suave movimiento de drenaje, como de bombeo. Es importante que los gestos sean siempre suaves, pero firmes, para movilizar tanto la sangre como la grasa. Si hay zonas de celulitis dura, se puede tratar con más fuerza.

Si estáis haciendo un tratamiento de choque, es muy interesante aplicar la crema dos veces al día, siempre con el masaje mencionado.

Y, cómo no, nada como complementar los tratamientos con algo de ejercicio: desde caminar a buen paso a bailar vuestro ritmo favorito, todo ayuda. Y no sólo a eliminar la piel de naranja: nada como el ejercicio para sentirse mejor.

carmen-navarro-prodcutos

Aquí, algunos de mis productos anticelulíticos favoritos: la crema Oxigenante de Biologique Recherche y el gel anticelulítico Morphologiste Contours de Keraskin. Y, cómo no, ¡mi guante “mágico!”

carmen-navarro

Ya sé que no se puede disfrutar de un masaje en cabina cada día, pero si dedicamos cinco minutitos tras la ducha a aplicar la crema con un pequeño masaje, ¡veréis que buenos resultados!