SPF cara y calle

A menudo, muchas mujeresme cuentan que, como usan cremas de tratamiento con índice de protección solar e incluso sobre ellas usan BB Creams o bases de maquillaje que también tienen factor de protección, no les hace falta usar un fotoprotector específico. Pues…, me temo que no es así, menos en un país soleado como España y menos aún en verano.

Si se busca proteger la piel de verdad, cada día, y evitar la aparición o aumento de las manchas, hay que usar un protector solar sobre la crema y bajo el maquillaje. Y, como no, en cuello y escote también.

La razón no está en el factor de índice de protección que tengan, sino en cómo aplicamos tanto las cremas de tratamiento o el maquillaje: en capas finas. Y para obtener un buen nivel de salvaguarda solar, hace falta ser generoso en la aplicación.  Por tanto, para obtener el nivel de protección de cada producto, tendríamos que extender una capa muy, muy gruesa.

Además, tampoco extenderemos estos productos por orejas, todo el cuello, escote y hasta manos, con lo cual olvidaríamos partes también muy frágiles y desprotegidas.

Por eso, os recomiendo usar el tratamiento y/o maquillaje que más os guste, pero no olvidar nunca la aplicación de un protector específico allí donde la piel está al descubierto – y además, repetir esa aplicación de forma regular, más aún si estáis al aire libre.