brazos-tonificadosCuando llega el buen tiempo, uno de los tratamientos que más me piden es cualquiera que sirva para reafimar los brazos. Y es que pasada cierta edad, hacer “la prueba del salero” con cierta dignidad no es fácil, ¡nada fácil! La cara interna de los brazos tiende a caer y cuando llega la hora de la manga corta queremos solucionarlo.

Además de los tratamientos que tenemos en el centro –  los equipos de electroestimulación y radiofrecuencia son perfectos para tensar el tejido de la zona además de eliminar la grasa sobrante– , te quiero proponer alguno de los ejercicios que recomiendo en mis centros. Son el complemento perfecto y la mejor forma de potenciar, mejorar y mantener los resultados de los tratamientos.

No hacen falta grandes inversiones ni mucho tiempo. Pero sí necesitarás algo para encontrar buenos resultados, ¡constancia! Resérvate diez minutos cada dos días para hacer estos tres ejercicios.

-Colócate en la posición a cuatro patas, es decir, con las manos y rodillas en el suelo y haz flexiones. Empieza con pocas repeticiones y ve subiendo poco a poco. Inicialmente, deberías hacer al menos cinco, y cada semana, aumentar al menos una repetición.

-Siéntate en una silla y levanta hacia delante con el brazo una botella de agua llena o una pesa de medio kilo, llegando hasta la altura de la oreja. ¡Ojo! Solo debes mover el codo. Repite diez veces con cada brazo.

 -De pie, apoya una mano en la silla y coloca la mano que sujeta la botella detrás de la cabeza. Después, eleva el brazo desde el codo despacio y sin tirones hasta que tu brazo este extendido. Vuelve a bajar y repite diez veces con cada brazo.

Con estos sencillos ejercicios trabajarás sobre todo bíceps y tríceps, que son los músculos más importantes de la parte superior de los brazos.

Si tienes posibilidades de hacer algún ejercicio fuera de casa, te propongo que vayas a nadar. ¡Es excelente, y no sólo para llevar manga corta! La natación es un deporte muy completo que fortalece especialmente los brazos y además mejora la postura notablemente. Con un par de veces a la semana lo notarás – y encima quemarás calorías y tonificarás todo el cuerpo.