El microblading se ha convertido en una de las técnicas más demandadas, con la que conseguimos definir y crear cejas unas cejas perfectas. Te decimos en qué consiste


La técnica del microblading se ha convertido sin duda en un imprescindible en los centros de belleza. Y es que hay una zona de nuestro rostro que determina de manera radical nuestra expresión, y que aporta o resta personalidad según los cuidados que le estemos dedicando. Hablamos de nuestras cejas.
Son sin duda el marco de nuestra mirada y desde hace unos años marcan tendencia las más gruesas, definidas, y con la mayor dosis de naturalidad posible. Y salvo que la naturaleza nos haya dotado de unas cejas pobladas, la única manera de conseguirlas es ponernos en manos de profesionales que se dediquen al diseño de miradas y trabajen con precisión milimétrica.
Presta siempre atención a la hora de elegir unas manos expertas en microblading

¿Cuál es el éxito del microblading?

Entre las técnicas que siguen triunfando el Microblading sigue siendo el rey. Una técnica que permite definir y crear cejas pelo a pelo con efecto 3D, tan realista que nadie nota la diferencia con unas cejas reales. Depositan el pigmento adaptando el color que mantenga la naturalidad del original y le aportan volumen y definición.
Y no estamos hablando solo de aquellos casos en los que la pérdida es parcial o completa; es ideal para todos los que siempre han echado de menos unas cejas bien definidas. El resultado se prolonga a lo largo de año y medio y te olvidas de ese tiempo frente al espejo intentando definirlas y sin lograr nunca el aspecto natural del microblading.
Estamos hablando de una técnica que permite definir y crear cejas pelo a pelo con efecto 3D
Pero ¡atención! Debes elegir bien y saber en qué manos estás poniendo tus cejas. Y para diferenciar una mano experta de otra, hay que prestar atención a varios aspectos.

¿En qué debes fijarte a la hora de acertar en la elección?

Lo primero que debes hacer es conocer el pigmento con el que trabaja. Además de cumplir los cánones sanitarios, al tratarse de un técnica superficial, si no se domina, pasados unos meses, el color que inicialmente era natural, se convierte en azul. Tampoco debes fiarte de ofertas o precios excesivamente atractivos.
Resulta materialmente imposible, si están utilizando materiales homologados y profesionales, reducir de manera drástica el precio. Y algo muy importante: micropigmentación no es lo mismo que microblading. Ambas técnicas trabajan el diseño de cejas pero solo el microblading se realiza a mano y consigue un resultado natural y con efecto 3D.