CN mitos y verdades sol

Si hay algo que de verdad me llama la atención en verano es que cuando se trata de tomar el sol, todos somos expertos. Sin embargo, son muy pocos lo que de verdad saben qué nos conviene y qué daña la piel. Por eso, quiero repasar algunos de los faltos mitos y verdades que no dejo de escuchar y que siempre es mejor aclarar.

Crema de zanahoria para broncearse más y más rápido. Verdadero. Y por supuesto, más dañino. Al igual que los aceites, dejan un tono muy bonito sobre la piel dado que contienen betacaroteno, así que recomiendo usarlo, pero a la sombra porque no tiene protección.

Respetar las horas centrales. Verdadero. Yo creo que lo peor que solemos hacer es tomar el sol en horarios nada recomendables. Deberíamos tomar nota de muchos extranjeros e ir a la playa antes de las 11 de la mañana y después de las cinco de la tarde.

La crema, al llegar a la playa. Falso. Lo veo todos los días y estoy cansada de repetir que el protector se aplica media hora antes de tomar el sol, reaplicando cada dos horas.

Los días nublados, el sol “no pega”. Falso. Quizá no veas su luz brillar pero sus rayos sí inciden sobre nuestra piel. No olvides utilizar también protección.

No solo la crema protege. Verdadero. También podemos evitar las horas centrales del día, buscar la sombra y, sobre todo, no olvidar del enorme poder protector de la ropa, gafas de sol y sombreros.