fin-veranoEstos últimos días de agosto siempre me han parecido muy especiales. Es cuando coinciden algunas personas de vacaciones, otras incorporándose a la rutina, las familias se encuentran a punto de entrar en la vorágine de preparar el nuevo curso escolar… Son siempre días que, por un lado, llevan incorporada la despedida del verano, que siempre nos deja un sentimiento de nostalgia por las vacaciones, y, por otro, esa sensación de “comienzo”, de estrenar temporada, nuevo curso y afrontar retos.

Por eso, me gusta disfrutar de estos días, convertirlos en una transición hacia la nueva temporada y, como no, aprovecharlos para recuperar piel y figura de los “pecadillos” del verano.

En primer lugar, creo que es importante hidratar la piel de forma intensiva, tanto por dentro como por fuera. Hidratarla por dentro supone tanto beber agua como procurar que la dieta sea rica en ácidos grasos esenciales: aceite de oliva, aguacate, almendras, nueces y pescado azul son importantes para mantener el nivel de lípidos de la piel,  ¡además de cuidar el corazón!430_1971108_sp

En cuanto a la hidratación exterior del cuerpo, nada como aplicar – y reaplicar cuantas veces se quiera y pueda–  una buena crema hidratante y nutritiva en todo el cuerpo. Mi consejo es aprovechar después de la ducha, con la piel aún ligeramente húmeda: de esta forma, se sella esa agua sobre la piel y se aumenta el nivel de hidratación. Otra opción para cuidar la piel es aplicar primero unas gotas de aceite nutritivo y, sobre éste, una vez haya penetrado, la crema hidratante.Uno de mis aceites corporales preferidos es Huile Corps Lift-Raffermissante 430 de MariaGalland, formulado a base de aceites vegetales esenciales que aportan elasticidad hasta a las zonas más rebeldes del cuerpo como nalgas, muslos y vientre.

Este procedimiento lleva algo de tiempo, es cierto, pero los resultados son visibles en forma de una piel más suave por ello recomiendo que se haga un esfuerzo. ¡Vale la pena!

Para el rostro, nada como potenciar la acción de cualquier crema con un sérum, producto al que dedicaré pronto otro post. Son auténticas “bombas” de tratamiento, concentrados especialmente importantes cuando la piel se ha visto sometida a episodios de estrés como el bronceado, los viajes en avión o incluso el propio cambio de estación.

Pack-serum2Yo recomiendo aplicar de cuatro a seis gotas en rostro, cuello y escote por la noche, antes de la crema habitual. Uno de mis básicos es el serum de Terrapura ya que su elaboración a base de trufas del Piamonte italiano con ácido hialurónico, vitaminas A (retinol) y C lo convierte en un potente agente contra el envejecimiento cutáneo.