El bótox capilar, el tratamiento al que se ha sometido Lucia Rivera, ni es bótox ni se inyecta. Sirve para dar un extra de nutrición, reestruturación y brillo a tu melena


«Llevaba tiempo queriendo hacerme el tratamiento de Bótox para el pelo y estoy encantada. Apenas me tengo que peinar para ir a los castings», sentencia Lucia Rivera desde uno de los salones Llongueras de la capital. A ella le gusta cuidar su melena, para llevarla siempre impecable y tardar poco en arreglarla cada día. Si eres como ella, este tratamiento para el pelo es perfecto para ti.

Sin embargo, aunque no te lo creas, el ‘bótox capilar’ ni contiene toxina botulínica, ni se inyecta con agujas, sino como una mascarilla capilar. Este tratamiento consiste en la aplicación de vitaminas, aminoácidos, proteínas, ácido hialurónico y sobretodo colágeno, que regenera y evita el envejecimiento del cabello. Una de sus grandes bondades es que reduce, casi por completo, el encrespamiento. Su aplicación, en salones de belleza, requiere de manos expertas para conseguir los mejores resultados.

Lucia Rivera prueba el bótox capilar y dice que está «encantada»

Es una solución líquida que se aplica sobre el cabello, por lo que es conveniente que sea realizada por profesionales en las peluquerías. El primer paso es lavar el pelo con un champú alcalino; para eliminar residuos químicos, físicos y medioambientales. Este tipo de champús trabajan sobre la cutícula del cabello preparándolo para recibir un aporte extra de nutrientes.

Después, se seca el pelo un poco para quitar la humedad y, cuando aún está mojado se aplica el producto con un masaje ligero de raíz a puntas. Mientras, se deja actuar el producto durante unos 90 minutos, antes del aclarado con agua fría (preferiblemente) para cerrar el poro y que el tratamiento se fije bien el cabello.

Una vez finalizado el secado, el bótox se sella con la plancha, lo que favorece la penetración de los ingredientes. Este paso dura unos 15 minutos. Y, ¡listo!

¿Cuánto duran los resultados del bótox capilar?

Los resultados son inmediatos: el pelo se ve con más brillo y volumen al momento. La duración de estos resultados depende de los lavados, aunque se mantienen alrededor de dos meses. Desde Llongueras se recomienda repetir el proceso en sus salones cada mes o mes y medio. El motivo es que los resultados mejoran con cada sesión hasta recuperar la salud del cabello y tenerlo siempre perfecto. El precio ronda los 40 euros, siendo accesible a todos los bolsillos.