grace-kelly
Grace Kelly a su llegada al hotel en 1956.

Lo primero que llama la atención de este hotel es su inigualable ubicación. Se encuentra en el espectacular cabo de Formentor y desde él, a traves de unos suntuosos jardines mediterráneos, se accede a una pequeña y encantadora playa, donde, a primera hora de la mañana, completamente vacía, puedes disfrutar de un paseo arrullado por el rumor del mar.

formentor

Una vez en sus confortables habitaciones, que remiten a tiempos pasados, pero que cuentan con todas las comodidades contemporáneas, cautivan sus impresionantes vistas del mar y los jardines. Para que tu visita sea iniguablabe, contarás también con la mejor gastronomía en sus dos restaurantes, donde el servicio es exquisito y los platos, informales o sofisticados, se adecuaran a tus apetencias de cada momento. 

habitacion
Las habitaciones tienen vistas espectaculares.

En el hotel Barceló Formentor pasaron unos días de relax Raniero y Grace de Mónaco en abril de 1956, tras su mítica boda, que dio la vuelta al mundo. Las celebridades nacionales  e internacionales lo han elegido como lugar de vacaciones a lo largo de los años, aunque si hay alguien fiel a este establecimiento es la actriz Concha Velasco, que suele acudir cada verano desde hace décadas.

concha-velasco
Concha Velasco siempre ha sido fiel a este hotel