Laura Sánchez no solo sigue al pie de la letra las últimas tendencias en moda, sino que también está al día de los métodos fitness más punteros. La modelo y actriz se ha sumado a la fiebre del Ballet Fit, como ya lo hicieron antes otras como Paula Echevarría o Raquel Sánchez Silva.

La andaluza ha acudido a la instructora a la que también acuden Paula y Raquel para practicar la misma combinación de danza, yoga y pilates, que favorece la elasticidad y la flexibilidad, mejora el equilibrio y tonifica el cuerpo trabajando la musculatura y reforzando el core con movimientos estratégicos que imitan al de los bailares de danza clásica. Esta modalidad nació en Estados Unidos y UK hace un par de años y aunque lleva pegando fuerte varios años en nuestro país, no ha sido hasta ahora cuando hemos empezado a notar el interés de muchas de nuestras celebs.

El ballet fit se ha puesto de moda y Laura Sánchez lo prueba

Captura de pantalla 2022-02-08 a las 15.37.29
Instagram

Obnubiladas nos deja cada vez que publica una fotografía en sus redes sociales. Tiene 40 años y una figura envidiable. ¿Su secreto? No escatimar en horas de entrenamiento ni si siquiera en esos días en los que la pereza se apodera de nosotras y, si es con una buena instructora, mucho mejor.

Pero ¿qué clase de entrenamiento realiza para tener ese cuerpazo? No te pierdas el vídeo que ha subido a su perfil de Instagram en el que realiza una clase de Ballet Fit bajo las indicaciones de Yasmina Kerr, -en quien también se apoyan Paula Echevarría y Raquel Sánchez Silva-. La modelo acompaña el vídeo con el texto «qué manera de engancharme. Acabo reventada, os lo juro». Lo cierto es que hemos recogido gran parte de esas imágenes ( en nuestra galería) como ejemplo de que la constancia y la dedicación son claves para mejorar día a día.

Además de ejercitarse con deporte, también cuida mucho su alimentación y el fruto es un cuerpo atlético, un abdomen de acero y unos brazos fuertes y firmes. A pesar de que en varias ocasiones ella ha declarado que, antes de saber que padecía diabetes, le costaba hacer ejercicio y sentía su cuerpo más débil, ahora ha recuperado la energía y su evolución corporal y es para quitarse el sombrero.

Las clases de Ballet Fit son tan cañeras como efectivas

Sus sesiones de 55 minutos son clave porque aumentan la flexibilidad, mejoran la postura, la fuerza y quema más calorías de lo que te puedas imaginar. Lo mejor es que es apto para todo tipo de públicos. Es la disciplina perfecta para conseguir embellecer nuestros hombros, conseguir unos brazos firmes y unas piernas más estilizadas ya que es uno de los pocos deportes donde se trabaja con empeño el músculo abductor (el de la cara interna de los muslos). ¿Un plus? Puedes practicarlo directamente a tu aire, en el salón de tu hogar. Solo necesitas una silla, – que haga de barra- y una esterilla. Aquí tienes varias fotografías con diferentes caras conocidas para que entres en calor y si te pica el gusanillo no lo dudes, ¡empieza hoy mismo!