Según el estilista de celebrities Victor Blanco (que viste entre otras a Nieves Álvarez) «Amal estaba perfecta con los tres looks, aunque eran más propios de una alfombra roja que de una boda». Cuando le preguntamos con cuál de los tres se queda, coincide con nosotros: «sin duda con el rojo y negro de Alexander McQueen»

Dado que se casaba en Italia, Amal quiso hacer un homenaje al país luciendo dos vestidos de diseñadores italianos en su boda y uno de su país, Gran Bretaña, escogiendo el modelo de Sarah Burton para Mcqueen.

LA LLEGADA A VENECIA: DOLCE & GABBANA

El primero de todos fue con el que llegó el viernes a Venecia, un Dolce & Gabanna a rayas, que se agotó inmediatamente. Lo acompañaba de unos stilettos destalonados y pendientes de la misma firma y unas gafas XL de Prada, todo made in Italy.

amal-rayas2

dolce-gabbana-ss13-

Una modelo en el backstage antes del desfille de Dolce & Gabbana, con el mismo vestido

dolce-gabbana-striped-jacquard-dress

El vestido de Amal se agotó en la web de Dolce&Gabbana a las pocas horas

Nuestro veredicto: Perfecta para ocasión, el momento y todo. El vestido le quedaba ideal. Quizás nos hubiera gustado más sin los pendientes (no acaba de convencernos el fecto de  los pendientes xl con las gafas de sol). Puede que hubiera estado más guapa con una coleta alta o baja, le hubiera ido más al vestido. Por ponerle algun pero más, nos habría gustado más un toque de color en los zapatos, rojos por ejemplo.

2. LA FIESTA PRE-BODA: ALEXANDER MCQUEEN

Para la fiesta pre-boda que la novia celebró en compañía de su madre y sus amigas más íntimas Amal llevó un vestido rojo de la colección Resort 2011 de Alexander McQueen. Se trata de un glamouroso vestido en rojo y negro, corto por delante y con una cola por detrás, que le quedaba como «anillo al dedo» a la mujer de Clooney. Su pelazo negro suelto y unos labios en rouge hicieron el resto. Además el modelo le sirvió a Amal para lucir una de sus mejores bazas: sus piernas.

Michelle Obama ya había lucido una versión parecida del mismo vestido, pero mucho más recatado.

amal4

Amal, con el vestido de Alexander McQueen de la pre-boda

amal5

Aquí se puede ver la enorme y glamourosa cola del vestido

mobama

Michelle Obama, con una versión del mismo vestido

Nuestro veredicto: Iba impecable y súper glamourosa. El vestido era perfecto para la ocasión y para lucir de noche y le quedaba perfecto.

3. LA BODA: GIANVATTISTA VALLI COUTURE

Para su boda Amal sorprendió a todo el mundo. Los que esperaban verla vestida de novia tradicional se equivocaron. No escogió un vestido de novia «al uso» si no un atrevido diseño de alta costura de Gianvattista Valli, un creador «de culto», elegido por las celebs más exquisitas. El vestido, de encaje, era muy corto y llevaba flores de colores bordadas.

Amal lo llevaba con pendientes de perlas, el pelo suelto y unos stilletos dorados también de Gianvattista Valli

amal1

ama3

ama3

amal2

ginavattista-valli-amal

Nuestro veredicto: muy bonito y chic pero más digno de un festival de cine que como vestido de novia. Aunque Amal tiene unas piernas de infarto, pensamos que es demasiado corto y con la forma que tiene la falda muy bien le podría haber pasado una mala jugada a la mujer de Clooney. Creemos que el pelo recogido también le hubiera ido mejor y otra cosa que no nos gustó es que Amal no se quitó las gafas de sol en ningún momento.