Aunque este año son muy diferentes, la Navidad sigue siendo sinónimo de excesos. Te damos las claves para no lamentar esos kilos de más tras las fiestas


Ya está aquí la Navidad y, a pesar de las restricciones de este 2020, con ella llegan las comilonas, los dulces navideños y los brindis. Todos estos excesos se ven reflejados en nuestro peso. De hecho, los españoles engordamos de media entre 3 y 5 kilos cada Navidad.

Evitar coger esos kilos de más es mucho más fácil que deshacernos de ellos después y de ello dependen muchas más cuestiones de las que podemos imaginar ¿Sabías, por ejemplo, que el sueño está relacionado con la pérdida de peso? Como explica el doctor Alejandro Guillén-Riquelme, investigador de la Cátedra del sueño UGR-LOMONACO: “El tener un buen sueño y descanso se ha asociado en multitud de estudios con el mantenimiento de peso, cuando no dormimos bien hay tantos factores fisiológicos como psicológicos que influyen en la ganancia de kilos. Tener una buena distribución de sueño hace que nuestros niveles hormonales y de neurotransmisores estén bien regulados. Solo con dormir bien no se va a adelgazar, pero conseguir un buen sueño sí va a ayudar a mantener el peso”.

Para prevenir ganar esos kilos navideños de más en estas fechas, sobre todo este año en el que por la situación de pandemia vamos a salir y movernos menos, empieza por mantener una correcta rutina de sueño y además toma nota de estos consejos para que empieces el  2021 ganándole la partida a la báscula.

Los tips infalibles para mantener el peso a raya esta Navidad

Nada de llegar con hambre a la cena. Saltarse comidas a lo largo del día para compensar las grandes cenas navideñas no es la solución, al contrario, esta fórmula termina siendo incluso peor para tu cuerpo. Lo adecuado es mantener las 5 comidas diarias para no sentarte con un hambre atroz a la cena, lo que hará que comas más de lo que realmente necesitas.

Recuerda: bebe agua y evita picar entre horas. Estas Navidades no te olvides de beber… ¡agua! Si, has leído bien, agua. Debemos beber alrededor de 2 litros de agua diariamente para eliminar toxinas, estar hidratados y, además, ayudar a calmar el apetito. El resto de bebidas, principalmente si llevan alcohol, tenemos que intentar reducir su consumo al máximo ya que contienen muchas calorías. Además, recuerda también evitar el picoteo entre horas. Los panetone, turrones y polvorones son toda una tentación, pero la clave para no arrepentirnos luego es reducir este picoteo de dulces navideños y centrarnos en realizar las 5 comidas al día recomendadas.

Planifica las grandes cenas. Al igual que es importante no caer en el picoteo entre horas, cuando llega el momento de las grandes cenas la planificación es fundamental. Ten claro el menú y consigue un equilibrio entre los entrantes, platos principales y postres. Entrantes ligeros como sopas o ensaladas son una gran opción para empezar la velada. Y si tú no te encargas del menú, reduce la ingesta de calorías en el desayuno y comida para poder darte ese capricho en la cena. ¡Compensar es la clave!

Gtres

 Mueve tu body. Unos 30 minutos al día de deporte aeróbico moderado realmente marca la diferencia. Bailar, caminar… realiza la actividad que más te guste, pero ¡muévete! Así conseguirás acelerar tu metabolismo y quemar más calorías. ¡Si comes, pero lo quemas, no ganarás peso!

 No te olvides de dormir 8 horas. Según la Cátedra del sueño de UGR-LOMONACO es vital mantener las rutinas de sueño en Navidad e intentar acostarnos y levantarnos a la misma hora. Un buen descanso es imprescindible para el organismo. Ya hemos visto cómo dormir menos de lo recomendado, entre 7 y 9 horas diarias según los expertos, afecta a nuestro metabolismo. ¡Si no quieres engordar, duerme bien!