Entre los 40 y los 50 años, el organismo cambia y se ralentizan los procesos celulares, por lo que la flacidez y los kilos se acumulan con más facilidad, especialmente en la zona abdominal. Pero tranquila, con algunos ejercicios infalibles y una dieta saludable lograrás de una vez por todas tu deseada tripa plana. ¡Apunta!

4 ejercicios eficaces que planchan la tripa

1- CRUNCHES
Túmbate con las piernas flexionadas, los pies apoyados en el suelo y las manos detrás de la cabeza (o cruzadas en tu pecho). Empuja la espalda baja hacia atrás y luego despega la espalda alta del suelo empujándola hacia delante. Realiza 3 sesiones de 15 repeticiones.

1

2- PLANCHA LATERAL
Acuéstate de lado y, con una mano apoyada en el suelo y la otra pegada al cuerpo, elévate hasta que solo mantengas apoyado el brazo y los pies en el suelo. El brazo que está reposado deberá flexionarse por completo. Después, mantén la postura 30 segundos. Repite 4 veces con cada lado.

2

3- LEVANTAMIENTO EN V
Siéntate en el suelo con las piernas flexionadas. Poco a poco levanta las piernas estiradas hacia el techo a la vez que estiras los brazos. Aguanta así 30 segundos. Repítelo 4 veces más.

ejercicios tripa

4- PLANCHA ALTERNADA
Apoya en el suelo tus piernas y brazos estirados. Levanta el brazo derecho apuntando hacia delante y alineado con tu pierna izquierda levantada. Sostén la posición 15 segundos. Repite 6 veces con cada brazo.

4

Ojo, la dieta también importa (y mucho)

Hay ciertos alimentos que no pueden faltar en tu dieta y otros que debes eliminar completamente si quieres presumir de una tripa plana. Aunque suene a tópico, una alimentación sana y saludable será el primer paso para conseguir mejorar tu figura.

La grasa y la hinchazón son los dos grandes problemas. La primera se debe al sedentarismo y a la ingesta de comidas pesadas y alimentos ricos en calorías. Además, el vientre es una de las zonas donde más se acumula la grasa debido a que hay un menor flujo sanguíneo que aumenta las reservas. La segunda se debe a la retención de líquidos o gases. Evita las bebidas azucaradas, no abuses de las legumbres y añade infusiones depurativas a tu día a día.

Por último, ayúdate de cosmética

No hacen milagros, pero tienes que ser constante. Elige productos que lleven principios activos reafirmantes como la centella asiática, que estimula la formación de colágeno y elastina. También el alga fucus, la cafeína y la L-carnitina ayudan a quemar los depósitos de grasa.

Sigue bajando, hemos seleccionado los 6 cosméticos más eficaces para que logres por fin tu objetivo.