Trucos para un bronceado perfecto

Un buen bronceado mejora la apariencia de la piel de naranja, resalta las facciones, disimula pequeñas anomalías del cutis y aporta un aspecto sano y descansado. El bronceado, el dorado no el moreno suela de zapato, es uno de los mejores aliados de la buena cara y la silueta. No es de extrañar que cuando se terminan las vacaciones, comience la lucha por mantenerlo el máximo tiempo posible en rostro y cuerpo.

Un buen bronceado mejora la apariencia de la piel de naranja y disimula pequeñas anomalías del cutis

¿Cómo consigo prolongar el bronceado? 

En primer lugar, preparando la piel con anterioridad. Empieza con una buena exfoliación integral y una hidratación intens. Durante la exposición, las reglas de oro son sobradamente conocidas: fotoprotección solar continua. Por supuesto, uso de lociones para después del sol. Las mejores son las que contienen principios activos calmantes, nutritivos e, incluso, agentes prolongadores del bronceado.

¿Y después? Nada mejor que realizar de nuevo un peeling global. Lo puedes hacer en casa, o  en el centro de belleza. Y también es muy aconsejable un  tratamiento de choque que repare los estragos y resetee la epidermis.

Hy scrubs inspirados en productos 100% mediterráneos como la lavanda, los cítricos y la sal marina que evocan tus vacaciones

Los hay además inspirados en productos 100% mediterráneos como la lavanda, los cítricos y la sal marina. Se desarrolla un tratamiento exfoliante y remodelados y se inicia con un Scrub Corporal. Es de acción mecánica para favorecer la regeneración celular y permeabilizar la piel. Contiene además un micronizado de naranja. Se trata de un exfoliante natural que proporciona una piel suave y libre de impurezas. Así favorecemos la eliminación de las células muertas.

Además se completa con un tratamiento completamente innovador y que evoca nuestras vacaciones nada escuchar su nombre: Zionic, la medusa reductora. Con el provocamos una acción triple: dérmica, vascular y muscular. Así conseguimos mejorar el estado de la piel, regenerar y remodelar de manera paralela.

Los alimentos ricos en betacarotenos son grandes aliados del bronceado de larga duración

¿Más trucos para prolongar tu bronceado?

Sí, recuerda que los alimentos ricos en betacarotenos, precursores de la melanina, también contribuyen a mantener el dorado. Zanahoria, melocotones, calabaza, tomates, pimientos…Son grandes aliados del bronceado de larga duración; además, puedes ayudarte con la nutricosmética solar. Te aporta los oligoelementos que la piel necesita para elevar y mantener las defensas solares. Incluso, existen ya cápsulas que tienen un suave efecto autobronceador. Y no olvides algo importante. Toma 30 minutos diarios de exposición solar, aunque ya estés de vuelta de tus vacaciones. Así consigues seguir estimular a los melanocitos para producir melanina, el codiciado pigmento que prolongará tu bronceado .