¿Disimular arrugas? Trucos para conseguirlo

La pregunta es ¿se pueden disimular arrugas? Sabemos que las arruguitas de expresión son inevitables, incluso confieren al rostro personalidad, pero no hay que negar que avejentan. Prevenir es la primera regla a seguir, sobre todo en el contorno de los ojos y la zona de los labios. olvidar el uso de productos específicos para estas áreas es imprescindible a partir de los 25, aunque no hayan aparecido arrugas. 

Disimular arrugas se puede y notarás la diferencia

¿Qué hacer cuándo para disimular arrugas evidentes? 

Existen tratamientos que ayudan a difuminarlas y mejorarlas; en casa, son muy útiles las mascarillas intensivas, en parches de tisú. Nutren en profundidad y aportan a las células los nutrientes que necesitan para gesticular sin consecuencias drásticas. Si además de arruguitas, existen bolsas, atento. El frío de un antifaz (o unas rodajas de pepino, rico en vitamina E) ayudan a mantener las patas de gallo y el código de barras controlados. De cualquier modo, conservar el contorno de ojos en la nevera, es un truco válido para todo el año. 

Los hombres también pueden aprender a disimular arrugas

El mejor aliado, los iluminadores

En cuanto al maquillaje, las arruguitas de expresión tienen su mejor aliado en los iluminadores. Para disimular arrugas aplícalos después del sérum y antes de la base de maquillaje, obran el milagro de difuminarlas. Lo ideal es escoger uno o dos tonos por debajo del natural. Debes extenderlos sin exceso, con un pincel o una esponjita, para no crear fronteras cromáticas. Recordar que los iluminadores funcionan siempre del mismo modo. Aportan luz en las zonas hundidas, más oscuras, como las que crean las arrugas. 

El uso de un buen iluminador obra milagros

Para las adictas al maquillaje simular arrugas, todo un arte

Si es tu caso, escoge una base con efecto tensor, fluida e hidratante. El objetivo es que no se acumule en los pliegues ni se pronuncien más las imperfecciones que deseas camuflar. Y no olvides el mejor contorno de ojos. ¿Sabes cuál es? Además de los cuidados cosméticos,  unas buenas gafas de sol de patilla ancha que impidan que la luz deslumbre los ojos y se protejan frunciendo el ceño. En invierno y verano.