Celulitis ¿qué puedo hacer para acabar con ella de una vez?

Cuando llega el verano y nos ponemos en bikini hay algo que se convierte en motivo de consulta diario en los centros de belleza: ¿qué hago con mi celulitis? En primer lugar, no desesperarte. Y en segundo lugar, empezar cambiando algunos hábitos de vida que, sin saberlo, no nos ayudan a acabar con ella.

Para una lucir unas piernas 10 hay que tratar la celulitis

¿Cómo puedo acabar con la celulitis?

  1. En primer lugar, evita cruzar las piernas. Una acción tan común y que hacemos sin darnos cuenta como es cruzar las piernas nos perjudica más de lo que imaginamos. Nos bloquea los ganglios linfáticos y como consecuencia dificulta nuestra circulación y por lo tant nuestro retorno venoso. La pierna que se apoya en la de abajo dificulta un correcto funcionamiento. Algunas de las arterias más importantes no distribuyen bien la sangre. Por eso se producen también molestias incluso en ocasiones mareos. Lo mismo puede pasar con ropa excesivamente ajustada. Y si vamos más allá, al margen de la celulitis, puede provocar la aparición de varices.
  2. Recuerda que tu dieta es también fundamental y que debes reducir la sal, incorporar alimentos ricos en potasio y beber agua. Muchas veces olvidamos que que los alimentos ricos en vitamina C te ayudan a fortalecer los capilares y otros alimentos te favorecen en su función detox y deportiva como la alcachofa y piña como alimentos deportivos.
La postura en la oficina puede provocar la aparición de celulitis

Cuidado con tu postura en la oficina

3. Demasiadas horas sentada tampoco ayuda. La celulitis aparece por diversos factores, entre ellos la genética y la alimentación. La vida sedentaria o el exceso de horas en la     misma postura y con las piernas cruzadas puede empeorarla. Incluso provocar en un momento dado su aparición. Es la suma de una vida equilibrada, una dieta baja en sal y el ejercicio lo que nos ayudan a combatirla, retrasar o evitar su aparición. Resulta imposible determinar que solo uno de los factores sea el que provoca que tengamos celulitis.

4. Corrige tu postura. Lo ideal es sentarnos rectas, con la espalda apoyada en el respaldo y con las piernas en paralelo. La higiene postural es más importante de lo que imaginamos. No solo para evitar la aparición de celulitis sino también los dolores de espalda, hormigueos en las piernas… y, por supuesto, para mantener nuestra piel en perfecto estado. Una postura incorrecta al estar sentados frente al ordenador también afecta. Por ejemplo a las arrugas y de manera especial en papada, cuello y escote.

Los tratamientos en cabina como Zionic nos ayudan a acabar con la celulitis

Trucos para evitar la aparición de la celulitis

5. Un buen truco para hacerlo de manera inconsciente es practicar previamente delante de un espejo y repetir esas rutinas. Percibir las sensaciones y luego repetirlas. Acabaremos incorporándolas a nuestro día a día sin darnos cuenta y mantendremos nuestra salud y nuestra celulitis a raya. Aprovecha también con gestos cotidianos, mientras esperas en la cola de la cafetería. Dedícate unos segundos y recoloca tu postura. Hombros hacia atrás, espalda recta… solo tienes que proponértelo.

La combinación de vida saludable, ejercicio y tratamientos es la clave

6. Ayúdate de tratamientos en cabina. Lo último es Zionic, a nosotros nos gusta llamarla «La medusa reductora». Su forma recuerda a la de una medusa y sus tentáculos son los rodillos utilizados para realizar el masaje activo. Cuenta con un sistema de rotación combinado con radiofrecuencia resistiva, indicada para ejercer una acción más profunda y reactivar los procesos metabólicos. Provocamos una acción triple: dérmica, vascular y muscular. Conseguimos remodelar, tonificar, reafirmar y de manera paralela tratar contracturas musculares. Indicado para grasa localizada, celulitis y flacidez. Y para tensiones musculares y dolores provocados por estrés postural.