Ágatha Ruiz de la Prada como nunca la habías visto en su...

Ágatha Ruiz de la Prada como nunca la habías visto en su visita al Papa

En los últimos tiempos Agatha Ruiz de la Prada no deja de sorprendernos. Pero en su visita al Vaticano se ha superado. Lo que parecía imposible ha sucedido

Su vida es sinónimo de color y fantasía. Ágatha Ruiz de la Prada es desde sus inicios una diseñadora con un universo propio, que no ha sucumbido a las modas y tendencias. Sus corazones y el arco iris que inunda todas sus creaciones se han convertido en la seña de identidad de su firma, pero también de su vida. “El color es sinónimo de felicidad”, “La gente elegante nunca va toda de negro” El negro es para los inseguros”, son algunas de sus declaraciones para dejar claro que ese tono, asociado al luto, no va con ella. No hay nada más que verla vestir para descubrir que lo dice muy en serio.

Agatha Ruiz de la Prada es todo color y fantasía vistiendo.

Pero Agatha, marquesa de Castelldosrius y baronesa de Santa Pau, sabe mucho de protocolo y deja atrás sus convicciones estéticas y su estilo cuando la ocasión lo requiere. Así, por primera vez, vimos a la diseñadora vestida totalmente de negro para la audiencia que tenía con el Papa Francisco en el Vaticano. Y es que el protocolo vaticano dice que las damas se deben presentar ante el Papa vestidas de negro. Además, los hombros deben estar cubiertos, los vestidos y faldas nunca arriba de las rodillas, y sin escotes llamativos. Es recomendable usar una mantilla negra sobre la cabeza y no llevar joyas demasiado vistosas.

Ella cumplió con todo a rajatabla y se mostró impecable en ese tono de los pies a la cabeza, con un vestido que combinaba el raso con el terciopelo, con una hechura muy parecida a las que ella desfila por la pasarela.

La diseñadora totalmente vestida de negro antes de entrar a la audiencia con el Papa Francisco.

Pero Agatha es mucha Agatha y tenía que poner el particular sello de la casa y lo hizo con su tocado. Un velo que estaba coronado por un corazón, emblema de su firma, aunque en este caso también en negro.

Que emoción. Fan total del Papa Francisco @franciscus 🌟

A post shared by Agatha Ruiz de la Prada (@agatharuizdlprada) on

La única excepción al protocolario negro es la llamada el “privilege du blanc”, una concesión exclusiva de las reinas católicas y de las consortes de los monarcas católicos a manera de agradecimiento a las casas reales que permanecieron fieles a la Iglesia católica cuando todos los reinos se convirtieron al protestantismo. Así vimos a Letizia cuando en junio de 2014 visitó el Vaticano con Felipe para presentarse como Reyes ante el Papa Francisco, aunque ella prescindió del velo o mantilla sobre la cabeza.

Felipe con el traje blanco de Felipe Varela que lució durante su visita al Vaticano el 30 de junio de 2014.

Precisamente en la boda de los actuales Reyes Felipe y Letizia, en mayo de 2004, Agatha, con su entonces pareja, Pedro Jota Ramírez, hizo el paseíllo hasta la catedral de la Almudena con un llamativo traje que rendía homenaje a la bandera española, pero también hacñia un guiño republicano en forma de corazón morado.

Agatha , con su entonces pareja, Pedro Jota Ramírez, el día de la boda de los actuales reyes, Felipe y Letizia.

La diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada está viviendo una segunda juventud después de separarse del periodista, en octubre de 2016, aunque le costó un tiempo asimilar y superar la ruptura. Para sorpresa de muchos, ahora está ilusionada con Luis Miguel Rodríguez, el millonario “rey del desguace”, muy conocido por el romance que vivió con Carmen Martínez-Bordiú.