Yago Lamela: conmoción por su inesperada muerte

Aunque había tenido problemas que le habían llevado a ser ingresado en alguna ocasión en la planta de psiquiatría del Hospital San Agustín de Avilés, su localidad natal, nada hacía presagiar la muerte del gran atleta Yago Lamela, uno de los mejores deportistas españoles de todos los tiempos. Su desaparición a los 36 años ha causado una gran conmoción en el mundo del deporte.

3.024
Compartir

Yago Lamela no había ocultado sus problemas y, de carácter tímido y reservado, había declarado lo siguiente a La Nueva España, tras recibir el alta después de un ingreso en psiquiatría: “Me dio un bajón muy grande por la coincidencia en el tiempo de varias cosas negativas. Decaí bastante y perdí el ánimo de forma preocupante, tanto que mis padres decidieron llevarme al hospital”.

yago-lamela

En 2003, con su medalla de plata como subcampeón del mundo en salto de longitud, que logró en la localidad inglesa de Birmingham.

El atleta asturiano fue encontrado muerto ayer en la casa de sus padres en torno a las seis de la tarde y, según algunos vecinos han manifestado a la prensa, llevaba unos días en los que no se le veía bien de ánimo. Lo cierto es que su vida dio un vuelco cuando tuvo que dejar su carrera por una lesión en el talón de Aquiles en 2009. Intentó retomar su carrera de Informática en Iowa, Estados Unidos, donde había residido un par de años, pero no logró sobreponerse a ese prematuro adiós de las pistas.

Para el recuerdo de este asturiano de 36 años deja su récord de Europa de 8,56 metros en salto de longitud, así como los títulos de subcampeón mundial en 1999 y 2003 en pista cubierta, y en 1999 al aire libre.