Victoria de Suecia reaparece con muletas tras su accidente de esquí

La princesa Victoria de Suecia entregó ayer el premio Tobías en la real Academia de las Ciencias en su primer acto oficial tras el accidente de esquí que sufrió en los Alpes que le obliga a utilizar muletas y a llevar una aparatosa bota, circunstancia que la heredera se toma con buen humor.

2.021
Compartir

La heredera sueca retomó ayer su agenda oficial y en su reaparición lució una aparatosa bota ortopédica que deberá llevar todavía durante unas semanas hasta que esté recuperada de la fisura en el pie que se produjo al caerse el pasado 30 de diciembre cuando esquiaba en la estación alpina de Zermatt.La princesa Victoria llegó al acto con muletas que abandonó dispuesta a salvar sin ellas los escalones hasta el estrado. En un ejercicio casi circense, la princesa rechazó la ayuda y subió saltando sobre el pie bueno, aunque hubo un silencio en la sala cuando Victoria estuvo a punto de perder el equilibrio.

victoria-1

Victoria hizo todo un alarde cuando subió hasta el estrado sin la ayuda de las muletas.

El acto se celebró en la Real Academia de las Ciencias de Estocolmo y la princesa entregó el premio Tobías a Stein Erik Waelgaard, quien se ofreció a ayudar a la heredera, quien lo rechazó asegurando “Gracias, estoy bien”. Victoria, que para la entrega lució un vestido negro con complementos de azabache, restó importancia al percance que marcó las vacaciones de la familia real sueca e la estación de invierno suiza de Zermatt. Allí se pudo ver también a la princesa Magdalena solo unos días antes de que la Casa Real sueca anunciara que la princesa dará a luz a su niña en Nueva York donde reside con su marido, Chris O´Neill.

victoria-tobias

Victoria con el laureado con el premio tobías, Stein Erik Waelgaard.